Pemex y Barreras buscan aliados para estrenar el 'tax lease' en Galicia

stop

Las nuevas bonificaciones siguen sin cuajar en los astilleros gallegos tres años después de su puesta en marcha, mientras en el País Vasco triunfan

Botadura del flotel 'Reforma Pemex' en el astillero vigués de Barreras | EFE

en Vigo, 14 de noviembre de 2015 (06:07 CET)

El nuevo tax lease no cuaja en Galicia. Tres años después de su aprobación en la Comisión Europea, el sistema de bonificaciones fiscales está pendiente de estrenarse en Galicia, a pesar que desde hace ya más de un año, los astilleros mantienen contactos y negociaciones con inversores, que se interpretaron en su momento como el principio de la resurrección del naval.

Algo de la recuperación ha llegado, pero menos de lo que se esperaba. La cartera de pedidos de las empresas se situaba a cierre del tercer trimestre en 107.400 CGT (tonelaje bruto compensado), lo que dejaba a Galicia por debajo en carga de trabajo de País Vasco y Andalucía, según los datos del Ministerio de Industria. Tiene 13 contratos de los 56 que están en vigor en el naval español.

El País Vasco toma la delantera

Los nuevos buques firmados por los astilleros gallegos hasta septiembre fueron cinco, mientras que el País Vasco consiguió 16 y Asturias 8. De los 33 nuevos contratos firmados, solo 5 cayeron en Galicia, otrora dominadora del sector en España.

El nuevo tax lease sí que funcionó en otras latitudes, pues el dominio de País Vasco y Asturias en cuanto a contratos firmados se asentó en una quincena de buques obtenidos bajo el sistema de bonificaciones fiscales, siendo especialmente importantes los conseguidos por la vasca Balenciaga.

A la espera de Barreras

¿Por qué no funciona en Galicia? Pymar, la entidad que aglutina a los pequeños y medianos astilleros privados más importantes de España, aludía a comienzos de este año a que Galicia había sufrido más la crisis que el resto de comunidades por el enorme impacto en la industria auxiliar y los numeroros concursos de acreedores. Estimaba que a medio plazo, el tax lease haría su puesta de largo en la comunidad.

En declaraciones a Atlántico, Antonio Fernández, el presidente del comité de Vulcano, pedía apoyo por parte de la Xunta y de los bancos, ya que, a su juicio, no se está produciendo pese a la alta capacitación técnica de los astilleros. Fuentes de las propias empresas constatan que las negociaciones para cerrar los contratos se dilatan enormemente en el tiempo, si bien reconocen mejoría respecto a épocas anteriores. El elevado coste, al tratarse de encargos de gran tamaño, compllica un poco más llegar a buen puerto.

Así las cosas, Barreras podría ser el primero en estrenar el tax lease. Su presidente, José García Costas, manifestó en diciembre del año pasado que tenía intención de aplicarlo en la construcción del flotel de Pemex, sin llegar a confirmar nunca, a posteriori, si consiguió hacerlo. Según fuentes del sector, el astillero sondeó a diversas entidades financieras con esta intención y también habría pensado en aplicarlo al nuevo flotel que se comprometió a construir en la dársena viguesa la petrolera mexicana.

¿Qué estamos construyendo?

Más allá de los floteles de Navantia y Barreras, en Vigo ha obtenido tres contratos Freire, para Indonesia, Noruega y Perú; Vulcano sigue pendiente de la construcción de la rampa móvil para la Autopista del Mar, Nodosa, astillero de Marín, tiene un encargo para Islas Malvinas; y Armón Vigo mantiene tres, para México, Seychelles y uno en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad