Pemex se excusa ante las dudas sembradas con los contratos gallegos

stop

Su filial PMI encargó dos floteles a Navantia y Barreras que presentará a un concurso que debe aprobar otra división de la petrolera

Feijóo y el exdirector general de Pemex en la firma del acuerdo con Galicia

28 de septiembre de 2012 (20:38 CET)

La política gallega amaneció este viernes con nuevos cruces de acusaciones entre oposición y Gobierno de la Xunta a cuenta de los contratos entre el Ejecutivo y la petrolera Pemex para la fabricación de parte de su flota en astilleros gallegos. La polémica surgió a raíz de unas declaraciones en México del director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, en las que aseguró que no se había contratado “ningún tipo de floteles” con astilleros gallegos.

Fuentes de Pemex en España aseguraron a Economía Digital que el revuelo causado se debe a una “confusión” y que “ratifica que los contratos firmados con Galicia siguen de plena vigencia”. Unos contratos que, por supuesto, continúan ligados a “estándares de calidad y precio”.

Tanto desde el Ejecutivo autonómico como desde la petrolera trataron este viernes que quitar hierro al asunto, aegurando que los floteles comprometidos con Barreras y Navantia se llevarán a cabo.

Contratros firmados con PMI

Según indican, el hecho de que Suárez Coppel manifestase, en el marco de una rueda de prensa en México para dar cuenta de los procesos de renovación de su flota, que no había contratos firmados con Galicia es que la filial de Pemex PMI, una compañía con la que opera en el mercado internacional, es la que firmó los contratos para que los astilleros de Barreras y Navantia construyesen dos floteles para la petrolera azteca. Unos contratos, por cierto, que según la Xunta podrían llegar a generar unos 3.000 empleos en la comunidad.

Coppel indicó en la mencionada rueda de prensa que los constratos suscritos con PMI deberán concurrir en un proceso competitivo, en el que la decisión la tiene el consejo de PEP (Filial de Exploración y Producción de Pemex).

Este extremo hizo que desde la oposición a la Xunta y desde los sindicatos del naval se preguntase entonces, si los contratos de producción con astilleros gallegos estaban realmente asegurados o dependían todavía de un nuevo proceso competitivo.

Arrendamiento

Este viernes, desde Pemex explicaron que la filial PMI tiene “capacidad financiera” para ejecutar este tipo de operaciones, que rondan los 290 millones de euros, de forma que, en el supuesto de que el consejo de la petrolera no optase por los dos buques encargados en la comunidad gallega, estos serían “arrendados en el mercado”.

Con todo, estas fuentes de Pemex en España, dudan de que el consejo de PEP, no acabe por dar el visto bueno a los contratos con Barreras y Navantia, ya que los astilleros gallegos son “muy competitivos” y “nadie podrá ofrecer este tipo de buques tan novedosos y complejos tecnológicamente”.

La Xunta: “sí o sí”

De igual modo desde la Xunta --a la que las declaraciones de Suárez Coppel han caído como un jarro de agua fría en plena precampaña-- indican que los contratos con Barreras y Navantia no están “condicionados” por el consejo de PEP y que los barcos se harán “sí o sí”. Indican que si Pemex no adquiere el servicio a PMI, el contrato no se suspende y “los floteles se van a construír conforme a los contratos firmados” con la división internacional de la petrolera.

En la polémica rueda de prensa de Suárez Coppel, este indicó que los contratos gallegos estaban sujetos a unas clausulas “suspensivas” por las que se podría romper el acuerdo llegado si no se cumplían con los estandares de calidad marcados. Tanto fuentes de Pemex como de la Xunta han tratado de sacar importancia al asunto, aduciendo que se trata de clausulas normales en el contrato de una producción de este tipo.

Oposición

Por su parte, los grupos en la oposición han aprovechado para pedir al Gobierno gallego que haga públicos los términos en los que se acordó el contrato con Pemex.

Mientras tanto, desde Navantia aseguran que tienen un contrato en vigor con Pemex y que no entrarán en polémicas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad