Pemex quiere la tecnología de Repsol y su dimensión internacional

stop

BATALLA POR LA PETROLERA ESPAÑOLA

José Antonio Meade Kuribreña, presidente de Pemex

12 de septiembre de 2011 (19:15 CET)

La petrolera mexicana Pemex ha escalado posiciones en Repsol con el objetivo de acceder a tecnología que le permita incrementar su producción y reservas. Asimismo, ha llegado a un acuerdo con Joaquín del Rivero para sindicar sus acciones con las de Sacyr Vallehermoso con la intención de adquirir una dimensión internacional y acceder a países como Estados Unidos, India, Colombia o Cuba. Así lo reconocen los directivos de la petrolera mexicana en el informe Contexto del aumento de participación de Pemex en Repsol, del que se hace eco el diario La Jornada.

En el documento, la compañía muestra su interés por actividades que van desde la construcción de buques en Corea hasta la participación en la exploración de hidrocarburos en Colombia. Además de trasladar varias operaciones al exterior, Pemex prevé abrir una oficina su sociedad de comercialización PMI en Singapur. Precisamente es en Asia donde la posición de Repsol estima que les será más favorable, ya que quiere iniciar exportaciones de petróleo a mercados como los de India y China.

Pemex justifica la inversión en Repsol con el argumento de que, según La Jornada, será posible "incidir en decisiones estratégicas y operativas". Además, podrá "ejercer influencia suficiente para incidir en decisiones" de una petrolera sin necesidad de comprar al menos el 50%, lo que le habría obligado a desembolsar entre 7.500 millones y 22.000 millones de euros. Pese a consolidarse como tercer accionista, por detrás de Sacyr y La Caixa, Pemex será la única gran petrolera del capital, lo que cree que le permitirá "alinear visiones y apalancar fortalezas y oportunidades de ambas empresas".

Proyectos científicos de Repsol

Por otro lado, la cartera tecnológica de Repsol es un caramelo muy dulce para los mexicanos. Están interesados en el programa de interpretación sísmica Caleidoscopio, creado en 2007, que es capaz de procesar quince veces más rápido las imágenes que el resto de aplicaciones. También quiere usar los avances que se hayan obtenido para explorar aguas profundas en campos de alta complejidad, como Chicontepec.

El Caleidoscopio no es el único programa que aparece en el documento. El grupo mexicano también está interesado en el proyecto Sherlock, que combina geología, geoquímica y química analítica de alta resolución y que permite disminuir el riesgo geológico y aumentar la probabilidad de éxito exploratorio.

Oportunidades en refino

En el sistema de refino de Repsol los mexicanos también ven “oportunidades”. Concretamente, en el subministro por parte de la multinacional española en Ecuador de productos petrolíferos. Esperan un posible acuerdo en el que se intercambien barriles de crudo Maya, que irían a las unidades de coque de España, por barriles rusos, que se suministrarían a clientes de PMI.

Junto a esto, Pemex espera aprovechar el diferencial de precios de la gasolina entre Europa y el Golfo de México a través de estrategias de almacenamiento y contratos de plazo. El país, que importa el 40% de la gasolina, podría acceder a una capacidad de refino de cerca de 800.000 barriles diarios.

Dentro de esta área, podrían realizarse asociaciones petroquímicas en cadenas rentables para ambas partes, así como la aplicarse un programa de transformación de operaciones y de personal de Pemex en refinerías de Repsol.

Contratos para Repsol

Además del encaje estratégico para Pemex, el informe también aprecia aspectos positivos en la inversión para Repsol. Podrá participar bajo los nuevos esquemas de contratación en los acuerdos integrales de exploración y producción, inicialmente concebidos para los campos maduros.

Para los mexicanos, la alianza le ofrece oportunidades de acceder a fuentes adicionales de reservas y producción de manera directa o a través de alianzas en exploración y explotación en Brasil, Colombia, en aguas estadounidenses del Golfo de México en la parte estadunidense y en Cuba, donde Repsol dispone de una importante cartera de exploración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad