Pemex mantiene en vilo al naval ferrolano

stop

La petrolera adjudicará este martes los dos buques que esperan Navantia y Barreras

Protesta de los trabajadores de Navantia en Ferrol | EFE

28 de enero de 2014 (03:08 CET)

A las cinco de la tarde en México, medianoche en Galicia, Pemex prevé poner fin a la incertidumbre y adjudicar los dos floteles que esperan en Barreras y Navantia Ferrol desde hace bastante más de un año. Cuando Núñez Feijóo presentó el preacuerdo con la subsidiaria de la petrolera mexicana en septiembre de 2012, pocos esperaban que el concurso se demorase tanto. Pemex aplazó hasta en cuatro ocasiones la adjudicación del contrato al que en tantas ocasiones el naval ferrolano vinculó su futuro.

Barreras parece tener el horizonte más despejado, a pesar de que la crisis también golpeó con fuerza a los astilleros privados y al naval vigués. A la entrada de Pemex en el capital de la empresa, con una participacion del 51%, se sumó el anuncio de Carlos Roa, coordinador de asesores de Pemex, de que se construirá en Vigo parte de la flota menor de la petrolera. Aunque ni el flotel ni el megacontrato están cerrados, con la compañía mexicana como máximo accionista de Barreras, se da por hecho que al menos un barco llegará a Galicia.

Pero lo cierto es que una y otra, Navantia y Barreras, competirán contra ocho empresas mexicanas por los dos buques. Ese es el futuro más inmediato.

Turquía y poco más

El encargo de uno de los floteles de Pemex supondría un enorme balón de oxígeno para la comarca de Ferrolterra. La falta de trabajo en Navantia ha disparado la tasa de paro y la destrucción de empleo en las auxiliares del naval continúa.

El grupo de astilleros públicos apenas logró un puñado de contratos, casi todos de reparación y asistencia técnica, en el último año. En el cierre de 2013 se adjudicó el diseño y la asistencia técnica de un buque anfibio para Turquía, que también requerirá la dotación de equipos y la transferencia de tecnología. Para los astilleros públicos de Ferrol y Puerto Real supone 800.000 horas de carga de trabajo que sirven para aliviar ligeramente su situación.

Al margen de este barco, en cartera no quedan más que reparaciones, mientras la industria auxiliar continúa desmantelándose por la falta de actividad de Navantia. TAE, Talleres Cachaza, Tecnymo, Elecnaval o Maessa son algunas de las empresas que han tirado la toalla en Ferrol.

Los competidores

De ahí la importancia del contrato de Pemex. Los astilleros gallegos parten en buena posición. Su propuesta está defendida por PMI, que los colocó como claros candidatos a construir los floteles.

En el otro lado están los astilleros mexicanos. Pasaron el corte las propuestas de Posh Semco, Servicios Marítimos de Campeche, Grupo Eyva --con dos alianzas--, Transportación Marítima Mexicana, Técnicas Marítimas Avanzadas, Mexiship Ocean, Cotemar y Tecnologías Relacionadas con Energía y Servicios Especializados. Todos ellos aspiran a los mismos barcos que Navantia y Barreras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad