Pemex, la salvación de Barreras o la “venta” del naval gallego

stop

La petrolera aprueba la operación para controlar el astillero gallego y divide a las fuerzas políticas

navantia

02 de mayo de 2013 (04:14 CET)

“¿Qué trae a Pemex a meterse en un astillero en Galicia?”. La pregunta la formuló este miércoles el responsable comarcal del Metal de la CIG, Manuel Simón, después de que la petrolera mexicana firmara una carta de intención para quedarse con el 51% del astillero vigués Hijos de Barreras, la mayor factoría naval privada de Galicia. Los sindicatos han insistido durante la celebración del Primero de Mayo en que la entrada de Petróleos Mexicanos en Barreras debe traducirse en carga de trabajo “lo antes posible”, según lo expresó CC.OO., dada la delicada situación económica del astillero y la falta de carga de trabajo. Así lo espera la Xunta. El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, a través de un comunicado, mostró su convencimiento de que "el paso que están dando Pemex y Barreras, facilitaría más posibilidades para el crecimiento económico de Galicia, más barcos para el sector naval gallego y, por lo tanto, más carga de trabajo y empleo tanto para el sector como para su importante industria auxiliar".

De entrada, la operación salvaría de un plumazo los impedimentos legales que frenaban la construcción de los floteles apalabrados con el Gobierno gallego. Pero no parece lógico que Pemex pase a controlar Barreras solamente para amartillar esas embarcaciones. La Xunta confía en que la inversión de la petrolera en la renovación de su flota menor, al menos en parte, se quede en Galicia. La empresa mexicana hizo público en septiembre del año pasado que invertirá más de 800 millones de dólares en renovar su flota menor durante el periodo 2013-2018. La de Pemex Refinación, en concreto, supondrá la construcción de 25 embarcaciones de última generación, entre remolcadores, barcazas, embarcaciones especializadas y buque tanques de bajo calado, con una inversión estimada de 240 millones de dólares, entre los años 2013 y 2014.

Desembarco en Galicia

El acuerdo para la compra del 51% de Barreras no está cerrado, pero se da por hecho. El presidente del astillero, José García Costas, insistió este miércoles en que las dos partes siguen trabajando en la elaboración del documento. Éste contemplaría, según distintas fuentes, su permanencia al frente de la entidad.

Una vez cerrado, supondrá el desembarco de Pemex en Galicia, donde también ha iniciado los trámites para instalar una terminal de graneles líquidos en el Puerto Exterior de Punta Langosteira, para el almacenamiento, mezcla, carga y descarga de graneles líquidos, con una superficie terrestre de 30.000 metros cuadrados.

División política

La llegada de Petróleos Mexicanos a Barreras ha dividido a las fuerzas políticas que conforman la oposición al PP en la Xunta. El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, ha calificado la operación como un "símbolo del desastre de la política industrial del PP", al tiempo que ha acusado al jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, de actuar como "bróker" que se dedica a "vender empresas del país al capital extranjero".

En términos similares se ha pronunciado Esquerda Unida de Vigo. En un comunicado ha reclamado la "renacionalización" del astillero y ha considerado "indignante" que la solución de la Xunta para esta empresa sea "la venta a una multinacional mexicana".

EU ha avanzado que pedirá en el Congreso, a través del diputado José Luis Centella, que el Gobierno "tome las medidas necesarias para salvaguardar los intereses públicos y el bien general", con el fin de evitar que el dinero público invertido en la empresa "acabe siendo pasto de intereses alejados del interés general".

Apoyo total del PSOE

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Pachi Vázquez, ha asegurado que los socialistas darán su "apoyo total" a la operación para que la petrolera Mexicana Pemex controle la mayor parte del capital social del astillero vigués, puesto que el naval "recibiría un impulso", pero ha apuntado que hasta que no se concrete la entrada no se lo creerá.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad