Pemex entrará en Barreras con una aportación dineraria en la que no se descontará el flotel

stop

El astillero cierra el proceso de ampliación de capital por 10 millones de euros

José García Costas, a su llegada a la Junta General de Accionistas de Barreras / EFE

06 de mayo de 2013 (15:00 CET)

El presidente del astillero Hijos de J. Barreras, José García Costas, ha confirmado este lunes que la entrada de Pemex en el accionariado de la empresa (se hará con un 51%) se realizará mediante “aportación dineraria”. Así, ha añadido que es “falso” que el precio del flotel firmado se vaya a descontar de esa operación, como se apuntó la semana pasada.

En declaraciones a los medios al término de la Junta General de Accionistas de Barreras, García Costas ha reconocido que la entrada de la petrolera mexicana obligará a realizar un cambio en los estatutos del astillero. Asimismo recalcó que la constructora viguesa “se metió en esta operación para garantizar su presente y su futuro”.

Según García Costas, en las próximas semanas Barreras no sólo comenzará con la construcción del flotel para Pemex, sino la de más barcos, con lo que llenará las gradas del astillero, vacías desde hace dos años. “El problema no era el flotel, sino tener más barcos, carga de trabajo continuada, pero hasta que no estén firmados, no se va a hacer público”, señaló.

Negociaciones discretas

El presidente de Barreras ha señalado que la negociación con Pemex “fue muy dura y se hizo a espaldas de todos y en silencio”, pero que llegará “a feliz término”. En ese sentido, ha reiterado que “se están preparando los documentos que faltan” para que se materialice la entrada de la mexicana en el accionariado, y para poder empezar a “cortar chapa” para el flotel.

La entrada de Pemex hará que el barco no tenga que licitarse, ya que se podrá contratar por adjudicación directa. “Esto es un cambio radical, en cuando a rapidez y efectividad”, señaló el presidente de Barreras, que ha añadido que esta operación es una buena solución “para la industria auxiliar de Vigo”.

Navantia

Según García Costas, el flotel para Pemex dará trabajo, inicialmente, a 800 personas, aunque la cifra puede variar en función del ritmo y de los tiempos. Asimismo, ha explicado que el astillero tiene 26 meses para entregar el barco, una vez que entre en vigor el contrato.

Por otra parte, el empresario vigués también se ha referido a la construcción de un segundo flotel en Navantia-Ferrol, y ha apuntado que "las licitaciones son largas y, a veces, complicadas". "No sé cómo, pero estoy seguro de que se hará en Ferrol. Y si no se hace, no será responsabilidad mía", subrayó.

Junta de Accionistas

La Junta de Accionistas celebrada este lunes, con presencia de los representantes del 71% de títulos, ha sido un trámite para formalizar la operación acordeón aprobada en septiembre pasado y que se mantenía en suspenso debido a un defecto de forma en la convocatoria de aquella reunión.

Así, se ha vuelto a dar luz verde a la reducción del capital de Barreras a cero, y se ha propuesto una ampliación de capital hasta los 10 millones de euros, con un plazo de un mes para suscribir las acciones. García Costas, a través de las empresas Emenasa y Baliño, e Ignacio Lachaga, de Albacora, ya habían confirmado su intención de hacerse con un 20% de las acciones cada uno, aunque los porcentajes pueden variar, tras el anuncio de la entrada de Pemex.

Preguntado por si se ha tratado en la Junta el desembarco de la petrolera mexicana en el accionariado, García Costas lo ha negado, y ha explicado que esa operación "no es de la incumbencia de los antiguos socios de Barreras" (entre ellos, el anterior presidente del astillero, José Francisco González Viñas), que este lunes han dado por "terminada" su relación con el astillero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad