Pemex, en caída libre: firma el peor inicio de año de su historia

stop

PRIMER TRIMESTRE

Emilio Lozoya, ex director general de Pemex

A Coruña, 04 de mayo de 2015 (21:48 CET)

Pemex, el gigante mexicano dueño de la mayoría accionarial del astillero vigués Barreras, sigue en caída libre. Acaba de firmar el peor arranque de año de su historia, al registrar en el primer trimestre unas pérdidas de 100.546 millones de pesos, más de 5.812 millones de euros. Los números rojos son tres veces mayores a los cosechados hace un año.

Según indican los medios aztecas, de enero a marzo los ingresos de la paraestatal cayeron un 31%, arrastrados por la fuerte caída de los precios del petróleo, el principal mal que aqueja a Pemex. No es para menos, la caída de los precios internacionales del crudo en los primeros tres meses del año fue del 51,5%.

Caída de la producción de crudo

La producción de crudo registró un promedio de 2,28 millones de barriles al día, un 7,7% menos que en el mismo período del año pasado. Con este volumen de ingresos, Pemex retrocedió a niveles de 2010.

La mexicana no remonta. A los malos resultados del primer trimestre del año hay que sumar que la petrolera cerró 2014 con el peor resultado anual de su historia. Registró números rojos por valor de 15.600 millones de euros (263.819 millones de pesos mexicanos).

El descalabro del gigante presidido por Emilio Lozoya obligó a poner en marcha un plan de recortes, que pasa por despidos multitudinarios y por poner bajo revisión todos sus proyectos e inversiones. Además, el Gobierno mexicano le ordenó poner en marcha a principios de este año un plan de contención de gasto que se traduce en una merma en su precupuesto de 3.500 millones de euros.

Los floteles, en venta

A principios del mes pasado, José Manuel Carrera Panizzo, el nuevo director corporativo de Alianzas y Nuevos Negocios de Pemex, informó de que, a pesar de los recortes, los dos barcos floteles encargados en su día a Barreras y Navantia siguen adelante y estarán listos "en tiempo y forma" en julio del próximo año.

No obstante, anunció su intención de venderlos. El directivo que precisamente negoció con la Xunta de Galicia para poner en marcha la construcción de los buques en la comunidad buscará comprador entre las grandes navieras, los fondos de inversión y los bancos, a fin de conseguir recursos que emplear para proyectos de exploración y explotación de crudo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad