Pemex dice que no forzará a Repsol a subir el dividendo

stop

BATALLA

Antonio Brufau

07 de octubre de 2011 (11:46 CET)

La petrolera mexicana Pemex ha lanzado un mensaje tranquilizador para Repsol. El director general del grupo, Juan José Suárez Coppel, ha asegurado en un encuentro con la prensa internacional que no va a forzar al grupo español a pagar más dividedos. "No tiene sentido que nos beneficiemos del pago de dividendos si eso va a significar la pérdida de nuestras rentables inversiones".

Las declaraciones de Suárez Coppel suponen una gran novedad. Desde que Pemex sindicó su participación con la de Sacyr, parecía claro que el gran objetivo de las dos partes era anteponer la retribución al accionista al plan industrial. Sin embargo, el grupo mexicano persiste en su idea de introducir en Repsol la figura del consejero delegado.

En cualquier caso, Suárez Coppel también ha lanzado el mensaje más conciliador desde que el pasado 29 de agosto sindicó su participación con Sacyr Vallehermoso. Ha dicho que Pemex está en conversaciones con todos los accionistas de Repsol para promover cambios en la gestión de la petrolera. Además de Sacyr, con la que Pemex tiene un acuerdo para sindicar un 29,5% de Repsol, en el capital de la petrolera participa La Caixa con un 12,9%.

"Estamos manteniendo un diálogo e imagino que La Caixa no estará en desacuerdo con lo que estamos diciendo", afirmó el directivo, quien además dijo haber llamado al presidente de Repsol, Antonio Brufau, para informarle del acuerdo con Sacyr en el momento de su anuncio, y que desde entonces no ha mantenido ningún contacto con él. Desde Repsol se asegura que cualquier acercamiento entre las partes enfrentadas es impoible mientras se mantenga vigente el pacto de sindicación de acciones.

Durante el encuentro, Suárez Coppel insistió en que el objetivo de su compañía es extraer valor a largo plazo en Repsol, y en que Pemex desea que las inversiones del grupo español sean un éxito. Las inversiones a largo plazo, dijo, estarán por encima del beneficio inmediato.

Tecnología de Repsol

Una de las pretensiones de Pemex, explicó, es la de utilizar la tecnología de Repsol en la exploración de recursos en aguas profundas en el Golfo de México, donde podría concentrarse un volumen de hidrocarburos similar a la mitad de todos los disponibles en el país.

Además, Pemex y Repsol podrían aliarse en el área de refino para mejorar la capacidad en este ámbito de México, cuyas importaciones de destilados equivalen a cerca del 40% del mercado.

Este tipo de iniciativas podrían ser positivas para la base de negocio de Repsol, según señaló el directivo de Pemex. "El objetivo del pacto es crear valor", afirmó en alusión a su acuerdo con Sacyr. "Tenemos una petrolera en España que tiene capacidad, flexibilidad y experiencia en algunas áreas, pero no tiene petróleo, y nosotros tenemos una petrolera en México que tiene petróleo, pero no capacidad para extraerlo. Es un acuerdo ideal", afirmó.

Nuevo consejero delegado

Sacyr y Pemex desean la creación de un puesto de consejero delegado diferenciado del de presidente que reemplace la actual figura del presidente ejecutivo, representada por Brufau, en un movimiento que podría agradar a fondos de inversión estadounidenses.

"En este tiempo, desde 2005 hasta ahora, el precio de la acción ha sido prácticamente el mismo", señaló Suárez Coppel. "Queremos mejores resultados financieros, pero eso no quiere decir que queramos imponer un plan específico", añadió.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad