Vista aérea de Vigo y la factoría Vulcano

Pemex dice que el contrato con la Xunta depende de “estándares de calidad y precio”

stop

Feijóo indica ahora que son los astilleros los que deben llegar a un acuerdo con la petrolera

13 de septiembre de 2012 (22:38 CET)

El compromiso que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, arrancó a la petrolera mexicana Pemex por la que esta se comprometió a dar carga de trabajo a los astilleros gallegos se está convirtiendo en uno de los temas estrella de la precampaña gallega. Después de una semana repleta de dudas sobre el cumplimiento del acuerdo, el líder gallego declaró que el cierre de los contratos depende, en última instancia, de los propios astilleros.

“Los astilleros son ahora los protagonistas en la labor de llegar a un acuerdo con Pemex en cuanto a condiciones económicas, de calidad y técnicas para el cierre de los contratos”, indicó el presidente gallego, asegurando ahora que lo único que dependía realmente de la Administración era llegar a un acuerdo para que la petrolera estableciese en Galicia su base europea.

Langosteira, el único contrato cerrado

De hecho, ese es el único acuerdo que está cerrado con Pemex, que ya ha depositado un aval en la Autoridad Portuaria de A Coruña para establecer su base en el Puerto Exterior de Punta Langosteira. “Eso sí dependía de la Administración y de Pemex, y ese asunto está resuelto”, indicó Feijóo.

Para las centrales sindicales del naval gallego, el presidente gallego ha variado el ritmo de su discurso, con el objetivo de no “cogerse las manos” en la contienda electoral con los contratos Pemex. Lo cierto es que la empresa tampoco asegura explícitamente que los 14 buques comprometidos --7 para realizarse en Galicia y 7 en México-- lleguen a materializarse.

El contrato


Fuentes de Pemex en España indicaron a Economía Digital que el convenio firmado entre el presidente de la Xunta y el director general de la compañía el pasado 23 de mayo sigue “de plena vigencia”. Ese acuerdo, efectivamente, recoge el compromiso de construcción de los 14 buques pero “siempre que se cumpliese con la legislación en la materia y con los estándares de calidad y precio”.

“Se han solicitado ofertas que ahora mismo están en fase de análisis y estudio, pero Pemex solo comunica hechos consumados”, indicaron las mismas fuentes.

Las declaraciones tanto de Feijóo como de Pemex no ayudan a acallar las voces que la semana pasada aseguraron que los astilleros de Navantia de Fene y Ferrol nunca podrían construír los dos quimiqueros de los que se habló ya que están ya adjudicados en Corea, un extremo negado por el grupo azteca.

Además, según el comité de empresa, directivos de Navantia les habrían confesado que la oferta presentada por la compañía española a Pemex “no es realmente competitiva”.

Problemas en México

Lo cierto es que el contrato entre Pemex y la Xunta levanta suspicacias en Galicia y también al otro lado del Atlántico. En la comunidad gallega, la falta de conclusión de los contratos inquieta a los astilleros y es usado por la oposición como arma en la precampaña. En México, su sector naval reivindica que la producción debe quedar en el país.

Hace unos días, los medios aztecas se hicieron eco de las declaraciones del presidente de la sección mexicana del Instituto Panamericano de Ingeniería Naval, quien criticó que “el Gobierno apueste por invertir en otros países en vez de reactivar los astilleros de Veracruz, Mazatlán y Ensenada”.

“Lamentable que Pemex haya sacado una nota aclaratoria desmintiendo que hayan hecho la contratación de los siete buques remolcadores, pero en la red de información de España se dice que es mentira, que sí van a hacer los 14 barcos remolcadores”, indicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad