Pemex deja en el aire el contrato con Navantia

stop

El flotel continúa a expensas de que la filial PEP saque a licitación su construcción

Protesta de trabajadores de Navantia en Ferrol

07 de mayo de 2013 (22:36 CET)

La pasada semana Barreras recibió una inyección de aire fresco. Pemex confirmó que se hará con un 51% de su capital, con lo que su presente y su futuro parecen asegurados. No obstante, nada dijo la empresa sobre el flotel que, en teoría, tiene previsto construir en Navantia. Ni las fuentes de la petrolera consultadas por este medio ni la prensa mexicana dan por seguro el encargo.

Diversos medios aztecas se han referido estos días a la entrada de Pemex en Barreras mediante una aportación dineraria que ronda los 20 millones de dólares. La petrolera tendrá una ventaja a la hora de encargar buques al astillero: no deberá recurrir a un concurso de adjudicación, un proceso largo por el que sí tiene que pasar Navantia.

A la espera de PEP

Según la prensa de México la adquisición del 51% de Barreras está cerrada, si bien falta por ver en qué terminan las negociaciones iniciadas con Navantia. De momento, hay firmado un contrato con PMI, una de las filiales de Pemex, a la espera de que se lleve a cabo una licitación por parte de Pemex Explotación y Producción (PEP). Es decir, el contrato con Navantia podría llevarse a cabo, pero sólo cuando PEP licite la construcción del flotel.

Fuentes de Pemex en México aseguran que “de momento” los contratos con Navantia no se pueden dar por resueltos.

Empresas y tecnología

Según publica el diario El Universal, “la nueva administración de Pemex pretende concretar una estrategia de asociación donde las empresas que quieran venderle algo a México deberán traer su inversión y tecnología al país”.

La compra de Barreras, por ejemplo, no sólo beneficia al astillero vigués debido a la comprometida situación económica en la que se encontraba, también a la petrolera. El gigante azteca tiene intención de aprovecharse del conocimiento de la empresa presidida por José García Costas.

Inversión en México

El citado medio apunta a que, en el marco de la reunión de la Offshore Technology Conference, Pemex insistió en que su objetivo es transferir la tecnología de Barreras a México. La publicación se remite a fuentes de la empresa pública que habrían indicado que “lo que se busca al ser socio mayoritario del astillero es que toda la inversión se haga en México”.

Pemex tiene planeado construir 81 embarcaciones para su filial PEP y prevé otras 51 para Pemex Refinanciación.

¿Barreras se traslada?

Sin embargo, El Universal va más allá y asegura que la intención última de la empresa es “que en un momento dado, el astillero se vaya a México, probablemente a Ciudad del Carmen, Campeche, y se inicie de esta forma la transferencia completa de tecnología”.

Esta posibilidad ha sido rechazada por fuentes cercanas a la petrolera. “No tiene sentido comprar un astillero para eso, por barato que sea. Si es posible que se envíen técnicos allí para que les enseñen la tecnología, el know how, pero no se cambiará de ubicación”.

Feijóo confía en Navantia

Hipótesis a un lado, lo que parece claro es que Barreras opta ahora a la construcción de mucho más que un flotel, mientras que Navantia continúa a expensas de la licitación del mismo. En Pemex no quieren dar este encargo por cerrado, aunque el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, sí lo ha hecho.

En el último Consello de la Xunta, el mandatario gallego aseguró que Pemex también construirá en Ferrol. La espera tiene en vilo a la plantilla gallega de Navantia que ya ha anunciado un nuevo calendario de movilizaciones: la primera este jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad