Pemex construirá 41 nuevos buques en los próximos tres años

stop

La renovación de la flota de la petrolera está en marcha en las gradas mexicanas, donde se ensamblan 22 barcos, sin que por el momento lleguen los proyectos prometidos a Galicia

Emilio Lozoya, ex director general de Pemex

en A Coruña, 04 de junio de 2015 (03:33 CET)

A pesar del brutal ajuste en sus cuentas, Pemex tiene recorrido para construir 41 buques en los próximos tres años. Es la cifra que puso sobre la mesa el presidente de México, Enrique Peña Nieto, al referirse a las necesidades de renovación de flota de la petrolera hasta 2018. Peña Nieto aseguró que la compañía contaría con 41 nuevas embarcaciones para el transporte energético.

La renovación de la flota menor de la petrolera es uno de los encargos que se ha vinculado en varias ocasiones a Barreras, astillero vigués del que Pemex controla el 51%, al que se atribuyó incluso la posibilidad de ensamblar 12 embarcaciones de las 22 que necesitaba la compañía mexicana.

Los buques tanque no se atisban en Galicia

La totalidad, los 22, se construyen en los astilleros de la Armada de México, con la participación de Armón –astillero asturiano con delegación en Vigo-- y Freire en parte de ellos. A los mismos astilleros mexicanos se le encargarán otros tres barcos, aseguró Peña Nieto con motivo de la celebración del Día de la Marina esta semana. Pemex ha adquirido además otros 16 buques tanque para su flota mayor, siempre según datos del Gobierno Federal.

Precisamente, los buques tanque para Pemex Refinación, en este caso solamente tres, formaban parte de un paquete que se barajó para Barreras, en el que se incluía también un atunero para un armador mexicano. Peña Nieto desvela que, tras la promesa frustrada, todavía restarían dos decenas de barcos por construir hasta 2018, sin especificar más.

Promesas

La petrolera ha manifestado en alguna ocasión que mantiene sus compromisos de inversión en Galicia, aunque ha sido ambigua, cuando no contradictoria, sobre los encargos.

La transferencia tecnológica hacia los astilleros mexicanos se sitúa ahora en el centro del desembarco en Barreras, si bien es cierto que la compañía ha reiterado que el astillero vigués no está en venta y que está sumida en un complejo proceso de recortes para intentar corregir sus abultadas pérdidas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad