Pemex compró Barreras desde Holanda para pagar menos impuestos

stop

Canalizó la inversión de 5,1 millones para hacerse con el 52% del astillero vigués a través de su filial PIM Holdings BV, con domicilio en los Países Bajos

Emilio Lozoya, presidente de Pemex, ante la prensa mexicana | EFE

01 de agosto de 2014 (22:58 CET)

La letra pequeña de la entrada de Pemex en el capital de Barreras esconde algunos secretos. Por un lado, la concesión de un préstamo participativo al astillero otorgado por la sociedad de capital riesgo de la Xunta, Sodiga, días antes de que la petrolera mexicana anunciase la compra del 51% de la empresa viguesa. La entrada de Pemex en Barreras, a través de su filial PMI, se oficializó desde México el 26 de noviembre de 2013, pero se materializó más tarde, en diciembre, a través de una ampliación de capital en el que la petrolera inyectó 5,1 millones para hacerse con el control efectivo de la empresa. El capital gallego se quedaba en el 49% del accionariado.

También en esa operación hubo algún secreto. PMI canalizó la inversión, los 5,1 millones de euros, a través de su filial PIM Holdings BV, con domicilio en los Países Bajos, según revela el informe A Economía Galega, elaborado por la Universidade de Santiago de Compostela y Afundación. El objetivo de tal movimiento, del que quedó constancia en el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía, no era otro que “obtener beneficios fiscales”, dice el informe. Es decir, pagar menos impuestos.

La arquitectura de Pemex

La canalización de la inversión de Pemex desde Holanda para mitigar el coste tributario no es una sorpresa ya que su arquitectura societaria está diseñada para lograr beneficios fiscales en países de tributación blanda. La petrolera opera en España a través de dos sociedades con domicilio en Madrid, PMI Holdigns Petróleos España SL y Pemex Internacional España SA, que a su vez dependen de PIM Holdings BV, la sociedad que movilizó la inversión para hacerse con el control de Barreras y cuyo domicilio está en Holanda.

El resto de la ampliación de capital fue cubierta por el presidente de Barreras, García Costas, a través de las empresas Emenasa y Baliño; mientras que Ignacio Lachaga se hizo con el resto del capital a través de Albacora, según relata el estudio.

Más allá de desvelar los mecanismos fiscales de Pemex, el informe valora muy positivamente la irrupción de la petrolera mexicana en el sector naval gallego. “Los efectos de la entrada de Pemex no se hicieron esperar. Durante el primer semestre de 2014 fue encargado un flotel similar al encomendado a Navantia Ferrol, un buque atunero destinado al grupo mexicano Procesa, además de tres buque tanques y otro más de aprovisionamiento denominado, en la jerga sectorial, supply”. La pujanza de Pemex y algunos síntomas de reactivación en los astilleros de la ría de Vigo invitan a mirar con optimismo el futuro del sector naval, explica el informe.

Holanda, siempre Holanda


Pero volvamos a Holanda. De acuerdo con los datos del ICEX, encabeza los flujos de capital de todo el mundo junto con Irlanda, Luxemburgo y Suiza. El Instituto Español de Comercio Exterior entiende que no se trata exactamente de un centro financiero off shore, ya que sus impuestos societarios son "realtivamente altos",  pero sí que ofrece condiciones beneficiosas para “la estructuración de transacciones financieras internacionales”.

ICEX añade que es especialmente atractivo “para sociedades holding, lo que otorga a las multinacionales internacionales muchas ventajas mientras que no les exige reales obligaciones”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad