Paz-Andrade evidencia ante Ruz sus diferencias de criterio con Fernández de Sousa

stop

Los abogados califican la declaración del ex consejero como “convincente” y creen que se le podrían levantar las imputaciones

Alfonso Paz-Andrade | EFE

16 de octubre de 2013 (22:20 CET)

“Su declaración no ha tenido nada que ver con la de Sousa, que no miraba ni a los ojos. Ha sido bastante convincente y hay posibilidad de que se le levanten las imputaciones, pero eso no se sabrá hasta que no acaben los interrogatorios y se conozcan los informes de la policía económica”. De esta forma resumió la declaración del ex consejero delegado de Pescanova Alfonso Paz-Andrade ante el Ruz uno de los abogados presentes en el interrogatorio.

Un día después de que el ex presidente de la pesquera, Manuel Fernández de Sousa, declarase ante la Audiencia Nacional en el marco de la investigación que analiza las causas que llevaron a la multinacional a caer en quiebra técnica, le tocó el turno a Alfonso Paz-Andrade, consejero de la compañía hasta el pasado septiembre. Sobre él pesan las imputaciones de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de cuentas anuales y uso de información relevante. A lo largo de su declaración, que ha durado cerca de cuatro horas, el empresario vigués ha dejado clara la disparidad de criterios que existía desde hace años entre él y Sousa, uno de los motivos por los que alegó no haber sido consciente de la situación que vivía la compañía.

Relación nula

“Sonó convincente. Dijo que su relación con Sousa era nula. Como ejemplo, explicó que el presidente llamaba telefónicamente a los consejeros cuando iba a convocarlos. A todos menos a él, que lo llamaba la secretaria”, comenta uno de los letrados presentes. “Aseguró que no conocía para nada la situación real de la empresa y que la hubiera montado si se hubiera enterado de que se estaban emitiendo facturas falsas”, añade.

Durante su comparecencia, el empresario explicó que las mayores discrepancias con Sousa surgieron al no “compartir” el sistema de gestión de la multinacional pesquera impuesto por su presidente. En concreto, hizo referencia a las inversiones millonarias desarrolladas por Pescanova en piscifactorías, principalmente en Portugal. “Insistió en que, en el momento en que Sousa empezó a apostar por ese sector, era demasiado arriesgado, ya que estaba comenzando”, comentan fuentes presentes durante el interrogatorio.

Pero, si las relaciones con Fernández de Sousa no eran buenas y no compartía sus criterios empresariales, qué es lo que lo movió a permanecer en el consejo de la entidad. “Cuando se le preguntó eso respondió 'que era su vida', la empresa que había fundado su padre junto con el de Sousa”.

Luxempart

Paz-Andrade cargó contra Luxempart. En su opinión, era complicado que el fondo no estuviera al tanto de la verdadera situación patrimonial de la empresa, toda vez que fue socia de Fernández de Sousa a través de Pescahold, una sociedad constituida en Luxemburgo que estaba administrada por el presidente de Pescanova y por su hijo.

Pero restaban otros flecos en el interrogatorio. También se le preguntó por la venta de acciones los meses antes de estallar la crisis de la compañía. El imputado aportó documentación con la que justificó la transacción. Según explicó, vendió títulos de la empresa a principios de 2013 para cancelar dos créditos anticipados concedidos por NCG y debido a las exigencias de la entidad tras la fusión de las cajas gallegas.

Venta de acciones

A través de la empresa Nova Ardara Equities, vendió 344.972 acciones a un precio medio de 16,86 euros, lo que le supuso el ingreso de más de 5,81 millones de euros y evitar una pérdida de 3,4 millones, según las estimaciones de la CNMV. Este movimiento fue comunicado al regulador bursátil.

Posteriomente, realizó otras enajenaciones de 420 acciones a través de Iber-Comercio, con lo que evitó una pérdida de 3.991 euros. El empresario reconoció que, en esta segunda venta, tardó 18 días en informar a la CNMV a consecuencia de “un olvido”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad