Panrico llega a un preacuerdo de venta con Halago

stop

La factoría compostelana será adquirida por el grupo gallego, aunque se desconoce si con toda la plantilla

Antigua fábrica de Donuts en Santiago

21 de septiembre de 2012 (22:53 CET)

Tras las dudas de la última semana, parece definitivo: Panrico venderá la antigua fábrica de Donuts de Compostela al grupo gallego Halago. Ya hay un preacuerdo sobre la mesa que previsiblemente se firmará en los próximos días.

Sin embargo, la plantilla sigue nerviosa, y es que aseguran que desde la dirección de la empresa de pan de molde y bollería industrial no les han comunicado los términos exactos de ese preacuerdo entre los dos grupos. Temen que Halago, una firma de tamaño medio cuyo principal mercado es el portugués, no quiera absorber a todo el personal que deja Panrico en Santiago: más de 100 trabajadores.

Dudas entre los trabajadores

“Desde la dirección nos han dicho que nos darán más datos la semana que viene, cuando ya esté firmado el preacuerdo, pero que hay voluntad de vender por parte de Panrico y de comprar por parte de Halago”, indica Francisco Vilar, de la Federación Agroalimentaria de CCOO.

“Nos han dicho que el acuerdo al que están llegando es bastante bueno para la plantilla”, indica Vilar, quien advierte de que, si no es satisfactorio, tratarán de recibir ayuda por parte de la Xunta de Galicia, a través del Igape.

Aún sin saber el futuro exacto de la plantilla, con esta venta, Panrico paraliza el cierre de la factoría de Santiago, que tenía planeado se materializase a finales de este septiembre. El cierre se enmarcaba dentro de los duros procesos de ajuste que está llevando a cabo el grupo de alimentación en toda España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad