Panasonic despedirá a 17.000 personas en dos años

stop

La multinacional japonesa tiene 200 empleados en Cornellà después de cerrar en 2005 su fábrica de Celrà (Girona)

Fumio Ostubo

28 de abril de 2011 (17:49 CET)

La marca japonesa de electrónica de consumo, Panasonic, reducirá en dos años su plantilla mundial en 17.000 empleados. El coste de esta operación se ha valorado en 1.318 millones de euros. Así pretende rebajar de forma significativa sus gastos y mantener al mismo tiempo la competitividad en un mercado cada vez más global, en el que la competencia procede de China y Corea del Sur.

La empresa, con sede en Osaka, presentó los planes de recorte de plantilla sin especificar detalles sobre en qué ámbitos se producirá la reducción. No obstante, la prensa nipona cree que afectará especialmente a instalaciones situadas fuera del país. Una de las tradiciones industriales japonesas es la aversión por despedir grandes cantidades de empleados, especialmente en su país.

La empresa tiene actualmente 366.937 empleados. El plan se ha dividido en dos ejercicios. En el primero se producirán los despidos, y durante el segundo se realizará la reorganización de las instalaciones de producción, según la prensa japonesa.

El plan de despidos de Panasonic, es uno de los más numerosos de la historia industrial. Para encontrar casos parecidos se ha de buscar en el período posterior a la crisis financiera de Lheman Brothers, cuando empresas financieras norteamericanas dieron la baja a miles de personas.

Plan monumental

El despido previsto por Panasonic equivale aproximadamente a todas las pérdidas de empleos en Estados Unidos en marzo pasado.

Este plan de despido supera las anteriores reestructuraciones de Panasonic, incluidos los 26.000 empleados que despidió después de que explotó la burbuja de las empresas de tecnología, y los cerca de 15.000 que rescindió después de la quiebra de Lehman Brothers.

Panasonic en España

En España Panasonic tiene en Cornellà de Llobregat sus instalaciones, destinadas a la comercialización de productos electrónicos de gran consumo. Allí trabajan 200 personas, según la compañía.

Hasta el año 2005 Panasonic tenía una fábrica en Catalunya, concretamente en Celrà (Girona). Allí se producían aspiradoras hasta que la multinacional decidió clausurar la planta. Se despidieron 216 personas después de una dura negociación en la que medió el entonces consejero de Trabajo de la Generalitat, Josep Maria Rañé.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad