Pablo Isla: "Crecemos en España de forma muy sólida"

stop

El presidente de Inditex asegura, para despejar dudas, que las ventas del grupo en el mercado nacional aumentan un 5% y ha contratado 1.800 trabajadores más en España

Pablo Isla, presidente de Inditex

en A Coruña, 18 de marzo de 2015 (11:33 CET)

Inditex mira a España otra vez y lo hace con argumentos. Pablo Isla ha calificado el 2014 como "un año de fuerte generación de empleo, crecimiento e inversión" y ha asegurado que "ha habido crecimiento positivo en todas las cadenas y en todos los territorios" en los que el grupo opera. En concreto, apuntando a ese factor termómetro de la economía nacional en el que se ha convertido rl gigante textil, el presidente del grupo explicó que "las ventas en España crecieron un 5%, de forma muy sólida", mientras que la superficie comercial permanece estable.

España, en palabras de Pablo Isla, es un mercado en el que el grupo ha estado "muy activo", ha puesto como ejemplo de ello las aperturas de tiendas emblemáticas como la de la Serrano, en Madrid. Para despejar dudas, ha señalado que Uterqüe, la marca más débil del grupo, ha aumentado sus ventas un 18% en superficie comparable.

El crecimiento sólido de 2014 en España, ha explicado a preguntas de los medios, va a continuar este ejercicio. Y como ejemplo de la aportación del grupo al fisco, ha asegurado que Inditex supone un 2% de la recaudación total del Impuesto de Sociedades en España, con más de 400 millones de euros aportados. Entre impuestos directos e indirectos, el gigante textil abonó a Hacienda unos 1.300 millones.

Incentivos y crecimiento on line

El plan de incentivos anunciado por la compañía es, según ha explicado el presidente del grupo, para dejar clara la contribución de los trabajadores de Inditex. Cerca de 70.000 empleados de todo el mundo, con más de dos años de antigüedad en la empresa, recibirán, como máximo, el 2% de los beneficios del grupo, el 10% de las ganancias. El 10% del incremento del beneficio neto atribuido a la dominante del grupo respecto al año anterior.

De que ha sido un año de inversión y crecimiento dan  buena muestra los datos que Isla ha dado en la rueda de prensa de presentación de resultados. El ejetutivo ha señalado que en España se contraron 1.800 trabajadores más, en todos los segmentos en los que opera. "También generamos empleo indirecto, trabajamos con 7.000 proveedores españoles, con una facturación por su parte de 4.500 millones", insistió.

Este año, según ha anunciado, volverá a ser un ejercicio "de gran crecimiento e inversión". Y ha puesto como ejemplo de estas perspectivas la operativa on line, donde está previsto llegar a treinta mercados. Citó entre esos nuevos frentes áreas como Taiwan y Macao. También habrá novedades en la plataforma on line en España. A partir de abril Inditex enviará la ropa gratis al domicilio del cliente si se solicita por internet y tiene un valor superior a los 30 euros.

Caja y cadenas

"Somos una compañía con mucha caja que siempre garantiza una gran inversión", ha explicado Isla en Arteixo, sede del grupo.

Las ventas de Inditex se situaron en 18.117 millones, con un alza del 8% sobre el 2013, mientras que el beneficio bruto alcanzó los 4.103 millones, otro incremento del 5%.  Zara sigue como la marca franquicia del grupo, con un peso en las ventas superior al 63%. En 2014 generó unos ingresos 11.594 millones de euros, un 7% más.

Pero otras marcas crecieron más, como Zara Home, que disparó sus ingresos un 21%, hasta los 548 millones, o la cadena de ropa interior Oysho, con un 18% de crecimiento, hasta los 416 millones. La única marca que obtiene peores registros es Uterqüe. Tuvo unas ventas de 68 millones, un 4,2% menos que en 2013. España vuelve a reducir su peso en las ventas del grupo textil. El año pasado aportó el 19% del negocio, 0,7 puntos menos por debajo del 2013.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad