Oporto saca rédito del turismo a Santiago

stop

El aeropuerto portugués resta viajeros a Lavacolla con visitas de un día a la capital gallega

Mostradores de facturación en Lavacolla

13 de octubre de 2012 (19:33 CET)

Aterrizar en Oporto, dormir en el hotel, viajar a Santiago por la mañana y regresar para pernoctar de nuevo en la ciudad portuguesa. Esta fórmula se ha extendido entre los paquetes turísticos ofertados para los viajeros que llegan al aeropuerto de Oporto, despertando las críticas entre los hosteleros santiagueses. El sector considera que una visita de un día no deja dinero en las cajas de los establecimientos gallegos. “Un tránsito entre ciudades de tan corta duración apenas repercute en la hostelería y deja al margen a los hoteles”, explican en la Asociación de Empresarios de Hostelería de Santiago.

El otro perjudicado es el aeropuerto de Lavacolla, que sigue perdiendo pasajeros --un 9,7% menos en los nueve primeros meses del año en relación al 2011--. Los viajes de un día a Santiago amenazan con rebajar aún más la cifra, ya que ofrecen una vía alternativa en otra terminal con precios muy competitivos.

La oferta del aeródromo portugués, a diferencia de Lavacolla, se mantiene al alza. Según los datos que ha hecho público el Aeropuerto de Oporto, en el mes de agosto se alcanzó en esta infraestructura un nuevo récord de tráfico, con 694.705 pasajeros, lo que supone un 1,6 por ciento más que en agosto de 2011.

Parte de estos viajeros llegan también a Santiago, pero dejando un desembolso escaso en la hostelería gallega y “generando un modelo de visita que no nos interesa”, indican profesionales del sector.

Cooperación con Norte de Portugal


La cooperación en materia de turismo entre Galicia y el norte de Portugal lleva años desarrollándose. Hasta tal punto que en el año 2010 se abrió la oficina de turismo de Santiago en Oporto como una de las medidas para compartir esfuerzos en promocionar y reforzar el turismo entre ambos territorios. Al mismo tiempo, se abrió una oficina de la ciudad portuguesa en la capital gallega.

Sin embargo, en el sector hostelero matizan que las visitas de un día vinculadas al aeropuerto portugués suponen un factor diferencial, ya que no potencian el turismo de los dos territorios. “Más bien se aprovechan del reclamo de Santiago para atraer viajeros, pero estos visitantes hacen su gasto en Portugal y dejan de volar a Lavacolla”, explica un profesional del sector.

Un “plan individualizado” para Lavacolla


El crecimiento del aeropuerto portugués, contrasta con la caída de pasajeros de los gallegos. Si en Lavacolla la caída fue de un 9,7% en los 9 primeros meses del año, en el aeropuerto de Alvedro en A Coruña fue del 18,5%, mientras que en Peinador (Vigo) los pasajeros descendieron el 14,8%.

En este escenario, la Cámara de Comercio de Santiago pide una “política de promoción individualizada” para Lavacolla. “ Es la terminal más importante de Galicia, tanto por su infraestructura como por tráfico. Si queremos que actúe como motor de crecimiento regional para el noroeste peninsular, atrayendo tráficos y pasajeros, es necesario emprender acciones de promoción de manera independiente de los otros aeropuertos de Galicia y España", ha reconocido la entidad.

Especializarse en turismo


En la misma línea, la Asociación de Empresarios de Hostelería de Santiago piden que se aplique “el sentido común” en la política aeroportuaria y que se “olviden de intereses localistas”.

“Santiago debe ser el aeropuerto central especializado en turismo, mientras que Alvedro y Lavacolla deben vincularse al tejido productivo de sus ciudades. Necesitamos racionalizar el sistema aeroportuario y aprender del modelo de Oporto”, concluyen en la asociación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad