Oliu activó su patrimonial para comprar acciones antes de que Gilinski huyera del Sabadell

stop

Como paso previo a la compra de 838.000 acciones por un millón de euros, Port Avinyon registraba su primer aumento de capital desde los 3.000 euros con los que se constituyó hace 21 años

Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell

Madrid, 28 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, reaccionaba rápido tras la espantada del empresario colombiano Jaime Gilinski, uno de los accionistas de referencia, que decidía reducir su participación con la venta del 3% de capital. Lo hacía comprando 838.134 acciones de la entidad vallesana por poco más de un millón de euros, pagando 1,2 euros por título.

La adquisición de estas acciones se realizó a través de la sociedad Port Avinyon, una de las tres patrimoniales que –junto a Criden y Torrellimona– administra María Victoria Quintana, esposa de Oliu. En estas dos últimas, además, el propio presidente del Sabadell figura como apoderado, según consta en el Registro Mercantil.

La compra de estos títulos, realizada entre el 22 y el 23 de noviembre vino precedida de un movimiento en Port Avinyon. El acaecido el pasado viernes 18 de noviembre, tres días antes de que Gilinski anunciara la venta acelerada del 2,99% del Sabadell, cuando la sociedad presentaba, en el Registro Mercantil de Barcelona, dos documentos.

Uno, con el aumento de capital desde los 3.000 euros iniciales con los que se constituyó la sociedad en abril de 1995 –cuya cuantía está pendiente de especificar en el registro– y, otro, con el cese del carácter unipersonal de Port Avinyon, que tiene como socio único y administradora a la esposa de Oliu.

Mera casualidad

Desde el Sabadell desmienten que la compra de estas acciones, por parte de la patrimonial de Oliu, estuviera relacionada con el movimiento –un día hábil después–  realizado por el empresario colombiano.

"Al margen de las acciones y los instrumentos que pueda haber realizado, el presidente no tenía conocimiento en absoluto del proceso de venta de Gilinski, ni realizó ningún movimiento usando esa supuesta información", comentan desde el banco. Port Avinyon, domiciliada en la calle Vallmajor 26-28 de Barcelona, tiene un amplio objeto social, que va desde la asesoría económica y comercial a la venta mayorista de todo tipo de productos.

Según las últimas cuentas disponibles de esta sociedad –las de 2014, ya que las del 2015 están depositadas pero todavía sin acceso a los datos– reflejan que en ese ejercicio obtuvo unos beneficios de 12.183 euros, tras compensar un resultado negativo de explotación de 37.280 euros con los 50.568 euros de resultado financiero positivo.

En su balance, a 31 de diciembre de 2014, declaraba contar un activo de casi 700.000 euros y de un patrimonio neto de 688.000. Básicamente procedente de la tenencia de acciones del Sabadell y de Telefónica, contabilizadas en libros por 500.000 y 403.177 euros, respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad