Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social
stop

La Secretaría de Estado de Seguridad Social acepta los planes de la junta directiva de Mutua Gallega, pero activa "medidas correctoras"

en A Coruña, 01 de agosto de 2018 (05:00 CET)

Mutua Gallega se abona a la urgencia en pleno mes de agosto. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, se ciñe al guión que establece la ley y da un mes a los directivos de la entidad para que elaboren un plan de viabilidad que garantice su futuro en solitario, tal y como plantearon la semana pasada. Granado, según ha transmitido la dirección de Mutua Gallega a los trabajadores, acepta los últimos planes presentados, aunque con serios matices.

Tal y como ha trasladado la dirección de Mutua Gallega a los más de 310 empleados que tiene en plantilla, Granado ha respondido por escrito a la misiva en la que la junta directiva planteaba impulsar un plan de viabilidad. En su respuesta, el secretario de Estado de la Seguridad Social, que ya lo fue durante otras etapas de gobiernos socialistas, ha manifestado su "preocupación" por la decisión adoptada por la junta directiva.

Octavio Granado tomará medidas correctoras

Y es que el propio Granado había dado hasta el 31 de julio de plazo para que la cúpula de Mutua Gallega optase por integrarse en otro grupo mutualista. Sobre la mesa había cinco ofertas: Ibermutuamur, MC Mutual, Fremap, Asepeyo y Universal, aunque las dos primeras eran las candidatas con mayores posibilidades para acometer la fusión por absorción.

Granado va, de momento, por el libro, y concede a Mutua Gallega, según la propia dirección de la entidad, un plazo para la elaboración de ese plan de viabilidad al que apelan para seguir en solitario. Por ley, el plazo es de un mes para tener listo el proyecto, que deberá ser aprobado previamente por la junta directiva de Mutua Gallega.

Granado no parece tenerlo del todo claro, y en su respuesta, asegura que durante las próximas semanas se ejecutarán medidas correctoras para enderazar el rumbo de la entidad, aunque sin ofrecer más detalles en su respuesta a la dirección de la mutua presidida por José Fariña Varela. Con las cotizaciones como ingresos, y las prestaciones (bajas, incapacidades) como gastos, poco margen tiene la dirección de la compañía para ejecutar un plan de viabilidad en estos momentos.

Los problemas de Mutua Gallega

Todo esto sucede cuando Mutua Gallega no cubre la reserva de estabilización de contingencias profesionales, que debe tener una cuantía mínima equivalente al 30% de la media anual de las cuotas ingresadas en el último trienio por dichas contingencias y prestaciones. La propia mutua reconoce que está por debajo de ese límite legal, según diversas fuentes

Es la Secretaría de Estado de la Seguridad Social la que tiene la última palabra sobre la situación de Mutua Gallega. La cúpula valoró primero la integración en otro grupo y pasó después a abanderar un plan de viabilidad, alentado por la Xunta pero sin apoyo de los trabajadores, que consideran que es el parche de una situación que califican de inviable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad