Vista interior de un almacén de Amazon.

Ocasa resucita tras el concurso a golpe de contrato fuera de Galicia

La constructora ourensana resurge de la mano de carreteras, naves industriales y el polígono de Getafe en el que Amazon cuenta con dos almacenes

El estallido de la crisis económica causó estragos enter las constructoras gallegas. Martinsa Fadesa protagonizó la mayor quiebra de la historia empresarial de España, San José se vio obligada a pactar la reestructuración de una deuda que asfixiaba a la compañía, mientras que la ourensana Obras, Caminos y Asfaltos (Ocasa) se vio abocada al concurso de acreedores. Fue en el año 2013, cuando era la segunda constructora gallega con mayor volumen de negocio, cuando se vio abocada a un proceso en el que estaba en jaque su propio futuro.

Sin embargo, la compañía no solo ha logrado salir de la UCI, sino que además, en los últimos tiempos resurge con fuerza a golpe de contrato fuera de Galicia. Con la plantilla estabilizada de nuevo por encima de los 200 empleados (llegó a contar con casi 300), Ocasa cuenta en estos momentos con una cartera de pedidos valorada en 100 millones de euros tras finalizar obras de renombre en los últimos años.

Los 'cimientos' para Amazon en Getafe

Ocasa, que cuenta con sedes en Ourense y en Madrid, ha sido la encargada de levantar el polígono industrial de Los Gavilanes, en el municipio madrileño de Getafe. En sus 1,7 millones de metros cuadrados de superficie se asientan multinacionales como Amazon o Costco.

La primera lo hace a través de un centro logístico de 58.000 metros cuadrados en los que emplea a medio millar de trabajadores, que se encargan de almacenar y distribuir los productos comprados por los clientes. La segunda, también estadounidense, tiene en el Polígono de Los Gavilanes uno de sus dos hipermercados en España (el otro está en Sevilla). Tiene casi tanta superficie como el almacén de Amazon (55.000 metros cuadrados) para dar rienda suelta a una de sus señas de identidad: la venta de productos en grandes cantidades.

En este mismo polígono industrial abrirá su nuevo centro de distribución la británica Segro. Lo hará con una nave que ocupará una superficie de 47.000 metros cuadrados y que, a diferencia de las de Amazon o Costco ha sido construida en su totalidad por la ourensana Ocasa.

Vivienda fuera de Galicia

El logístico no es el único segmento de construcción al que se ha aferrado Ocasa para salir de su particular bache. La compañía ourensana, que también ha construido plantas para proveedores de PSA en Vigo como Grupo Antolín, se ha hecho fuerte en el segmento residencial con la construcción de casi 300 viviendas de promoción pública en el último año.

Ninguno de estos contratos de mayor envergadura se ha realizado en Galicia. Pese a contar con su sede en Ourense y de haber llevado a cabo el emblemático Puente de Milenio de la ciudad de As Burgas, la compañía ahora capitaneada por Roberto Rodríguez Ogando, que sucedió en el cargo a su padre -José Rodríguez Álvarez- solo cuenta con una gran obra gallega en su cartera de pedidos. Se trata del enlace de la A-54 que conecta los concellos de Melide y Arzúa.

Canteras y fábricas para asfaltar sus carreteras

Para realizar el asfaltado de los viales, Ocasa echará mano de su propia cosecha. La compañía, que antes de entrar en concurso de acreedores fue acusada por Competencia de haber formado un llamado cartel del asfalto, explota cinco canteras en Porto de Mouras, San Xoán do Río, Vilacastín, Verín y Xinzo de Limia.

Los minerales extraídos los destina posteriormente a sus siete plantas de aglomerado, en donde cuenta con una capacidad para producir hasta 1,4 millones de toneladas anuales.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad