Nuevo rescate de la Xunta y Oca Hoteles a Manzaneda

stop

Culminan una 'operación acordeón' para cubrir pérdidas y mantener el funcionamiento del complejo, que está logrando sus mejores datos de ventas en la última década

Estación de esquí de Manzaneda

29 de marzo de 2014 (04:13 CET)

El rescate diseñado por la Xunta en 2012 para la única estación de montaña de Galicia, con la entrada en el accionariado de Oca Hoteles, ha sido objeto de revisión. La Estación de Manzaneda ha culminado una operación acordeón para cubrir pérdidas y mantener el desarrollo del complejo, que ha acometido una transformación de calado en los últimos años.

La operación se cerró por un valor total de 297.500 euros. Se redujo el capital de la sociedad, 237.500 euros, a cero para cubrir pérdidas. Posteriormente, se amplió en 60.000 euros. Acudieron a la ampliación los propios accionistas de la compañía, manteniendo el reparto de poder previo, según informa Oca Hoteles. De esta manera, la Xunta suscribió el 48%, Oca hoteles, el 37,6%, mientras que los ayuntamientos de Manzaneda y Trives mantienen un 7,2% del capital cada uno.

Récord de ventas


A pesar de las necesidades de capital, en Oca Hoteles, que es desde 2012 el encargado de llevar el timón de la nueva Manzaneda, muestran un balance positivo sobre la marcha del complejo. Aseguran que la operación servirá para continuar desarrollando el plan de modernización de la estación de montaña, que ha logrado unas ventas récord.

"Estamos mejorando las ventas y en reservas se están registrando los mejores datos de la última década. Entendemos que la operación es una muestra de confianza en el proyecto", explicó a este medio el consejero delegado de Oca Nova Manzaneda, Arturo Rodríguez.

La reconversión de Manzaneda

Tras una profunda crisis de viabilidad, la estación de Manzaneda acometió una remodelación que mantuvo sus puertas cerradas al público durante casi un año. La lideró Oca Hoteles, empresa avalada por su experiencia en el sector turístico, que aterrizó en el accionariado tras hacerse con la participación de Novagalicia Banco. Desde entonces, la Xunta, máximo accionista en Manzaneda, le dio vía libre para gestionar la estación de montaña, confiando en la experiencia de la cadena hotelero en el sector turístico.

La hoja de ruta de Oca Hoteles pasó por modernizar todas las instalaciones y reducir la dependencia de la nieve de la estación. Entre las líneas maestras para Manzaneda estuvo el desarrollo de un parque multiaventura, el estímulo del turismo deportivo y de salud, incluido el turismo termal, un área clave para la provincia ourensana. Al complejo se incorporaron nuevas máquinas de nieve artificial, piscinas, SPA o duchas de contraste térmico.

Entre diciembre y enero, la facturación de la estación se elevó un 20% en relación a los mismos meses un año atrás.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad