Nuevo ajuste en EVO Banco: cerrará casi el 40% de sus oficinas

stop

SEGUNDO ERE EN UN AÑO

Una de las oficinas de Evo Banco

en A Coruña, 09 de octubre de 2015 (12:07 CET)

Apenas nueve meses después de su primer ERE, que supuso la salida de 132 empleados en enero, EVO Banco vuelve a plantear ajustes en su plantilla y su red comercial. Antes de final de año tiene previsto cerrar hasta un 37% de sus oficinas, lo que afectará como mínimo a otros 150 empleados.

Así se lo ha comunicado la dirección de la entidad, propiedad del fondo estadounidense Apollo, este jueves de forma verbal a los sindicatos. El objetivo de la firma pasa por reducir su actual red de 71 sucursales hasta una horquilla final de entre 45 y 55 oficinas, según informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la operación.

Mejorar la rentabilidad

EVO Banco cuenta con una plantilla de alrededor 600 trabajadores en la actualidad, más otros 300 empleados de sus filiales Fracciona y Avant Tarjeta. La entidad busca con esta medida ganar rentabilidad ante el embate del entorno financiero.

Para que el nuevo proceso de ajuste finalice antes del nuevo año, se prevé que la mesa negociadora con los sindicatos se constituya este mes de octubre. A partir de ahí, las partes tendrán un mes para negociar, tal y como marca la Ley, con lo que se cumplirían los plazos que maneja el banco.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad