Nuevas inspecciones fiscales acosan a Pescanova

stop

La multinacional, que tiene un crédito con la Agencia Tributaria de 19 millones, intentó repercutir el IVA de sus operaciones ficticias con sociedades instrumentales

Barco de Pescanova / EFE

06 de septiembre de 2013 (21:26 CET)

Hacienda tiene los ojos puestos sobre Pescanova. Además de los 3.600 millones de deuda que tiene la pesquera, del agujero patrimonial de 1.667, de que el valor de su marca ha bajado un 77% y del riesgo de la venta de activos, la multinacional gallega tiene nuevos frentes abiertos con el fisco. Así lo revela el informe concursal elaborado por Deloitte.

De entrada, la Agencia Tributaria forma parte de la lista de 500 acreedores que suma la pesquera. El organismo dependiente del Ministerio de Hacienda informó a los administradores concursales de Pescanova de la existencia de créditos por valor de 18,8 millones de euros.

No obstante, existen numerosas actuaciones por parte de la Agencia Tributaria de “comprobación e inspección” de sus cuentas que “podrían suponer cambios en el saldo de esta partida de créditos”.

Devolución del IVA

Por otro lado, Pescanova tiene pendiente de devolución un IVA que, posiblemente, no percibirá. Según explica el informe concursal, actualmente, la multinacional tiene una cuenta a cobrar con Hacienda correspondiente a la devolución del IVA procedente de los abonos realizados a sociedades instrumentales. Las devoluciones solicitadas ascienden a unos 30 millones de euros. Pero hay que recordar que, según Deloitte y el informe forense de KPMG, la compañía gallega realizaba compras y ventas ficticias con estas sociedades.

Es por eso que el informe concusal advierte de que “en la medida en que estos abonos fueron realizados con el objetivo de regularizar la situación derivada de la emisión de facturas que no se correspondían con operaciones reales en ejercicios anteriores, y que por tanto no tendría que haber ingresado el IVA repercutido correspondiente” Pescanova no tendrá derecho a esta devolución.

Deloitte informa de que episodios como estos han llevado a que el IVA del ejercicio 2013 esté siendo también investigado.

En paralelo, la auditora se ha visto obligada también a realizar un seguimiento de las investigaciones y comprobaciones que lleva a cabo la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de la AEAT acerca de la incorporación en los ejercicios que van de 2008 a 2011 de los ajustes derivados de una anterior inspección del Impuesto sobre Sociedades. Según informa Deloitte, este proceso todavía no ha finalizado, por lo que mantiene reuniones periódicas con el citado organismo.

Delegación Central de Grandes Contribuyentes

Las causas pendientes de Pescanova con el fisco no acaban ahí. El informe concursal también explica que entre los 15 procesos judicial en los que la pesquera es parte, precisamente, la Delegación Central de Grandes Contribuyentes le reclama 2,4 millones de euros.

Y, por si fuera poco, la administración ha iniciado el análisis del impacto que tendrá el mantenimiento de la situación concursal a 31 de diciembre de 2013, en cuanto a la aplicación del Régimen de Consolidación Fiscal del Impuesto sobre Sociedades en el seno de Pescanova.

“Dicho análisis se centra en la evaluación de las posibles consecuencias económicas de la eventual ruptura de dicho grupo”, explica Deloitte, quien ya negocia la venta de activos con varios fondos tanto nacionales como extranjeros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad