El empresario Juan Miguel Villar Mir | EFE

Nueva guerra en Ferroatlántica por las minicentrales de Villar Mir

stop

Los trabajadores de Ferroatlántica en Cee critican a la empresa por incumplir los compromisos de contratación asociados a la concesión de las minicentrales

A Coruña, 15 de junio de 2018 (04:55 CET)

Ferroatlántica batalla en los tribunales con la Xunta por la resolución que impidió a la empresa controlada por Juan Miguel Villar Mir segregar el negocio de las ferroaleaciones de las centrales de producción hidroeléctrica. El comité de empresa de Cee y Dumbría, que defendió legítimamente sus intereses, estuvo detrás de una decisión que condicionó la puesta en marcha de un millonario plan de inversiones por parte de la compañía.

Las tensiones generadas por ese conflicto han llegado ahora a dos nuevos ámbitos. Por una parte, el comité de Cee-Dumbría-Centrales Hidroelécticas no suscribió el acuerdo marco de Ferroglobe –la matriz– para el resto de centros de producción del grupo, ya que quieren negociar con la empresa el suyo propio. Y, por otra, han decidido abrir un nuevo frente, esta vez para reclamar la creación de puestos de trabajo comprometida por Ferroatlántica y asociada a las tres nuevas minicentrales en el Xallas.

Este jueves, los miembros del comité mantuvieron un encuentro con representantes de la Xunta en la provincia de A Coruña, a los que trasladaron su “preocupación” por a falta de cumplimiento de dichos compromisos que, según detallan, consistían en un incremento de puestos de trabajo en las centrales de entre el 10 y el 15% de un cuadro de personal de más de 30 trabajadores. De momento, según apuntaon desde la administración autonómica, las minicentrales están en fase de pruebas y pendientes de la autorización definitiva.

De más a menos

Pero el problema, según el comité, no se limita solo al hecho de que la empresa no esté generando los empleos que había comprometido en su día, sino que la plantilla de las centrales ha ido decreciendo, ya que no se han cubierto dos bajas por jubilación producidas en los últimos meses. Además, denuncian que Ferroatlántica ha comenzado a sustituir operarios de mantenimiento propios por personal de subcontratas “con el único objetivo de rebajar condiciones laborales y salariales”.

Por todo ello, los representantes de los trabajadores exigen a la Xunta que prime la creación de empleo a la hora de autorizar concesiones administrativas, “especialmente cuando hablamos de uno de los ríos más sobreexplotados de Galicia y de unas instalaciones construidas en una zona del caudal de especial interés natural y paisajístico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad