Novagalicia apuesta por la venta de la propietaria de la AP-9

stop

Todos los accionistas de Itínere están dispuestos a desprenderse de su partipación, según fuentes cercanas al consorcio

Pedro Pérez, presidente de Itínere (a la drcha.) conversa con Fernández Albor y Núñez Feijóo | EFE

12 de mayo de 2014 (22:53 CET)

Este lunes la ministra de Fomento, Ana Pastor, informó en Santiago de Compostela que su departamento licitará este mes la ampliación del puente de Rande en la AP-9, así como la circunvalación de Santiago, en virtud del nuevo protocolo firmado por la concesionaria, Audasa, de Itínere. El anuncio se produce justo cuando el grupo propietario de la explotación del vial afronta un momento importante. Todos sus accionistas están dispuestos a dar entrada a nuevos socios y a desinvertir. En este escenario, la infraestructura que vertebra Galicia de norte a sur podría cambiar de propietarios una vez más.

El accionariado de Itínere está dominado por Citi en un 54%. El segundo socio de referencia es Novagalicia Banco, que posee un 23,8% del capital, seguido de Sacyr, que tras colocar numerosos paquetes en el pasado defiende todavía un 15,45%. Liberbank es dueña del 5,8% mientras que Kutxabank está presente a través de la sociedad compartida con la firma británica. Sólo los bancos poseen una participación total del 30,5% que estarían buscando vender.

Proceso de desinversiones

Según fuentes del consorcio empresarial, en estos momentos “Itínere está en el mercado” si bien por el momento no existe ninguna oferta en firme por la compañía, que gestiona 609 kilómetros de autopistas en el norte del país (en Galicia la AP-9, así como la AG-55 y AG-57). En principio, todos los grandes accionistas de la empresa están dispuestos a colocar su participación. Por tanto, también la entidad gallega Novagalicia, ahora en manos del grupo Banesco.

NCG Banco tiene una participación heredada de la etapa de las antiguas cajas y su intención desde hace ya varios ejercicios, siguiendo con la política de desinversiones en la cartera industrial, es vender. Pero más allá de las entidades bancarias, no es la primera vez que el grupo de Luis del Rivero, Sacyr, hace púbica su intención de deshacerse de su parte de Itínere.

Sacyr ya lo intentó el año pasado

Ya el año pasado, Sacyr contrató a JP Morgan como banco asesor de la operación para tratar de vender la participación que le quedaba (en 2008 vendió a Citi y a las cajas) aunque la progresiva caída de los tráficos en las autopistas de peaje de toda España semeja espantar a los inversores.

Este lunes, el diario Expansión publicaba que Citi y Sacyr habían llegado a un acuerdo para poner a la venta el capital del 100% de la compañía, una operación que estaría valorada en unos 1.300 millones de euros. No obstante, otras fuentes especulan con la posibilidad de que los británicos no quieran desprenderse de todo su paquete en la empresa, pero sí busquen la entrada de nuevos socios.

Resultados

Itínere cerró 2012 con una cifra de negocio de 276,4 millones, un 7,4% menos que un año antes. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía se contrajo un 9,2% el pasado ejercicio, hasta situarse en 211 millones de euros, según los datos de la compañía.

La deuda corresponde a dos de sus filiales, la sociedad concesionaria de la AP-1 Burgos-Armiñón, y Enaítinere, sociedad que engloba cuatro vías, las gallegas (AP-9 y Autostradas), la AP-66 Astur-Leonesa y la AP-15 Autopista de Navarra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad