En la imagen, la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. EFE

Nissan ya fabrica menos de 90.000 coches al año en España

stop

La planta de Nissan en Barcelona produce sólo 89.000 vehículos por los malos resultados del Pulsar y los cambios introducidos en la fabricación de pick-up

Barcelona, 23 de abril de 2018 (04:55 CET)

La sangría en la producción de Nissan en España ya tiene cifras. El fabricante japonés vio como en el último año cada vez menos coches de la planta que posee en la Zona Franca de Barcelona: de los más de 100.000 que salieron al mercado durante el ejercicio 2016/2017 –de abril a marzo—se pasaron a 89.000 en la temporada 2017/2018. Una caída superior al 10%.

Un portavoz de la compañía explica que los 89.000 automóviles están en la línea con lo previsto al comienzo del año fiscal. Si bien evita desgranar la producción por modelos, otras fuentes sí detallan los datos en conversación con Economía Digital. Así, se elaboraron en la fábrica 21.000 Nissan Pulsar, 20.000 furgonetas NV200 y 48.000 pick-up Navara.

Fuentes de la empresa justifican el resultado negativo por dos factores que jugaron contra sus intereses. El primero fueron los bajos resultados del compacto Pulsar, que se quedó en un cuarto de las unidades prometidas en su aterrizaje, hace tres años. Los 80.000 vehículos del modelo siempre fueron una quimera debido a que el coche no funcionó en la mayoría de mercados europeos –sí en España-.

Además, “la demanda en el Viejo Continente se desplaza en los últimos años hacia el segmento SUV”, lamentan las mismas voces. Al final, el elevado coste acabó por darle la puntilla. El modelo sufría una ironía perversa. El hecho de que saliera caro influía en que no tuviera éxito comercial, lo que hacía caer la producción. A su vez, la caída de la producción encarecía los costes y repercutía negativamente en las ventas. La pescadilla que se muerde la cola.

Definitivamente, el Pulsar no fue el modelo que debía salvar la planta de Barcelona como se vendió, pero la pick-up también influyó negativamente en el resultado de la temporada 17/18. Con unas ventas “satisfactorias” en Europa, el Navara no cuaja en el Golfo Pérsico, donde la realidad está muy por debajo de las expectativas.

¿Y en el año 2018/2019, qué?

La empresa declina desvelar las previsiones de producción para el ejercicio 2018/2019. Cuenta con un argumento para ser optimista y otro para ser pesimista, uno para cada una de las dos líneas de producción que forman la fábrica de la Zona Franca.

En el lado positivo, la producción para terceros de la pick-up. Las 48.000 unidades del modelo se obtuvieron gracias a que en julio se comenzó a trabajar para Renault y en septiembre para Mercedes. De este modo, sólo se contabilizaron pocos meses para dos productos que, además, todavía están en fase de lanzamiento.

En cambio, la balanza queda contrarrestada con el fin del Pulsar, que dirá adiós en junio a la planta catalana. Menor será el golpe de la NV200 de combustión, con una presencia marginal en la instalación.  Por el contrario, la planta comenzará este año a ensamblar una nueva versión eléctrica, con una batería más duradera, de la misma furgoneta.

FALTA - PREJUBILACIONES 

FALTA NUEVOS MODELOS, FALTA FUTURO

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad