Netflix cría una generación libre de publicidad. Foto: Pixabay

Netflix cría una generación libre de publicidad

Netflix es el agujero negro del gremio publicitario: los niños criados en casas sin televisión de pago se ahorran cientos de horas de anuncios por año

Hay toda una generación de niños que, entre las muchas diferencias que tendrán con sus mayores, sumarán una escasez de publicidad. Netflix será el principal responsable de ello, pues la plataforma de streaming ahorra cientos de horas de anuncios por año que la infancia de otros tiempos dio por normal en su momento.

No obstante, Netflix no es la única variable importante en la ecuación. Importan, y mucho, los padres de familia que han tomado la decisión de no contratar televisión de pago en casa y dejar la labor de entretener toda en manos de las plataformas digitales, desde Youtube hasta el servicio de streaming de HBO.

Según una estadística basada en datos de consumidores de televisión en Estados Unidos, los niños de 2 a 5 años verán hasta 400 horas menos de publicidad por año que sus pares de hace una o dos décadas. Y los mayores de 6 años y menores de 11 se ahorran 360 horas de anuncios por año; de media.

Así las cosas, de media, los niños de entre 2 y 11 años acabarán cada ejercicio con 380 horas invertidas en cualquier otra cosa que recibir mensajes diseñados en agencias de publicidad e ideados para que pongan en un brete a sus padres pidiéndoles todos los nuevos productos anunciados en la televisión.

Los cálculos fueron publicados por Local Babysitter con base en información de distintas publicaciones que han estudiado el consumo de TV en EE UU, por lo que pueden variar según el país.

Netflix y los niños: el tiempo de pantalla sigue siendo elevado

Pese a que Netflix hace un favor a los padres de familia y a los niños por igual, al privar a los menores de una inncesaria avalancha de anuncios cada vez que ven un programa, lo cierto es que el tiempo que los menores de edad pasan frente a la pantalla, incluso frente a la televisión, sigue siendo muy elevado.

Según datos de la misma publicación y un estudio de la Universidad de Michigan, los niños de 2 a 5 años dedican una media de 32 horas semanales a ver televisión (ya sea de pago, pública, Netflix o cualquier otra alternativa), para un total de 1.600 horas al año. Los que tienen entre 6 y 11 años ven 28 horas a la semana y 1.450 al año.

Algunos expertos han dicho que esa diferencia de tiempo frente al televisor entre niños de 2 a 5 años y niños de 6 a 11 años se debe a que, conforme crecen, ese tiempo de TV pasa a ser tiempo de móvil. Todavía no hay datos que confirmen esta tendencia, pero tendría sentido que así sea: las redes sociales e internet desplazan a la TV cada vez más.

En EE UU, una hora de televisión equivale a 15 minutos de anuncios, pero servicios como NetflixHulu Amazon Prime ofrecen la posibilidad de esquivar los anuncios en programas infantiles. No obstante, otras plataformas como Youtube sí que muestran anuncios a los menores de edad, y también son muy populares entre los niños.

Alessandro Solís

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad