Juan Manuel Urgoiti pone en marcha negocios en Madrid vinculados al ladrillo / EFE

La reinvención de Juan Manuel Urgoiti

stop

El expresidente del Banco Gallego y de Pescanova, también exconsejero de Inditex, se vuelca ahora en las inversiones inmobiliarias

en A Coruña, 17 de noviembre de 2017 (06:00 CET)

Todo un coleccionista de cargos que súbitamente se esfumó de la escena empresarial gallega reaparece ahora en Madrid. Y lo hace centrado casi en exclusiva en un negocio, el de las inversiones inmobiliarias. Es Juan Manuel Urgoiti y López Ocaña, trotamundos de las finanzas y la empresa, que a sus 78 años cumplidos comienza ahora una nueva etapa, una reinvención sin salir de casa, arropado por su familia, que le acompaña en la aventura.

Banco Gallego, Inditex, Acciona, Pescanova e incluso la Fundación Gaiás, de la Cidade da Cultura, contaron durante años con Juan Manuel Urgoiti como pieza clave en su engranaje corporativo, en unos casos al timón, en la presidencia (Gallego, Pescanova, Gaiás), y en otros como consejero (Inditex o Acciona, de la que fue vicepresidente).

 Tres años en blanco

Urgoiti abandonó en junio de 2014 el consejo de administración de Inditex, puesto que ocupaba en calidad de independiente desde nada menos que 1993. Unos meses antes de materializarse su salida del gigante textil, en mayo de 2014, había dejado la presidencia de Pescanova, puesto en el que estuvo cerca de un año, en plena revolución de la compañía de Vigo. Desde entonces, poco o nada se sabía del veterano ejecutivo.

Urgoiti reaparece ahora de la mano de su familia en el sector inmobiliario. Este mismo año, hace unos meses, ha constituido en Madrid, la firma Urmendi Desarrollos y Servicios, una sociedad limitada centrada, como reza su objeto social, en "la realización y gestión de inversiones mobiliarias e inmobiliarias, asesoramientos legales, y comerciales y comercio exterior".  Ocupa la presidencia de la sociedad y comparte el puesto de consejero delegado solidario con parte de su familia: Daniel Urgoiti González-Careaga y Jorge Fidalgo Urgoiti.

Más cambios

No es Urmendi el único vehículo inversor del financiero, en su día hombre fuerte del Banco Bilbao Vizcaya, allá por la década de los ochenta.  En julio daba un vuelco a la estructura de Activest, una sociedad de la que era presidente y a través de la cual gestionaba sus inversiones. La firma afronta una reestructuración de calado. Ha reducido su capital en 4,1 millones de euros, para dejarlo en apenas unos 25.000 euros, según consta en el Registro Mercantil.

 Urgoiti también ha procedido a liquidar el consejo que él mismo presidía y ahora Activest, convertida en SL, será gestionada por el financiero en calidad de administrador único.  También cambia su objeto social, que pasa a ser similar al de Urmendi: "La realización y gestión de inversiones mobiliarias e inmobiliarias, asesoramientos legales y comerciales" es el negocio de Activest. 

Y más ladrillo

El que fuera histórico presidente del Banco Gallego hasta su quiebra técnica y posterior adjudicación al Sabadell también sigue con unas de sus sociedades patrimoniales, denominada JMU Gestión, que responde a las iniciales del propio Urgoiti.

La firma fue reestructurada el año pasado, pasando a sociedad limitada, y su objeto social fue ampliado. De simple empresa de servicios y consultoría, entre otros, a "la compraventa e intermediación sobre bienes inmobiliarios de cualquier naturaleza, incluida rústica". Urgoiti se reinventa. Y lo hace en el ladrillo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad