Navantia propone a la SEPI un plan que descarta las ideas de Feijóo

stop

La empresa de construcción naval no tiene en cuenta los resultados individuales de cada astillero

Vigilia de los trabajadores de Navantia Ferrol en protesta por la falta de trabajo | EFE

02 de diciembre de 2013 (20:58 CET)

La falta de trabajo y la movilización social de la plantilla de Navantia han llevado al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a emprender una guerra abierta contra la actual dirección de la compañía. El mandatario autonómico insiste en que la empresa de construcción naval pública tiene “el compromiso” de conseguir carga de trabajo para los astilleros y se ha reafirmado en que el plazo para lograr pedidos está “cada vez más agotado desde el punto de vista de la fecha”.

De momento, sus aportaciones al futuro plan de viabilidad de Navantia para el período 2014-2018 parecen haber caído en saco roto. El dirigente popular manifestó la semana pasada que era necesario que tanto el grupo naval como la SEPI tuviesen en cuenta los resultados individuales de cada astillero. Se agarraba a los mejores datos de las plantas de Ferrol y Fene frente a los del resto de las factorías de la empresa que preside José Manuel Revuelta.

De hecho, entre 2008 y 2012, los astilleros ferrolanos fueron los únicos de todo el grupo que consiguieron beneficios. Más de 64 millones de euros que contrastan con las pérdidas de 380,8 millones que acumularon las plantas gaditanas.

La “unidad de Navantia”

Sin embargo, este lunes, la dirección de Navantia trasladó a los sindicatos las líneas básicas de lo que será su plan de trabajo para el para el futuro. Según fuentes de la compañía explicaron a Economía Digital, en él no se tienen en cuenta los resultados desagregados de cada astillero ni se prima a los más eficientes. “El plan estratégico está organizado por programas, no por astilleros, por lo que esa propuesta no tiene mucha cabida”, aclararon. El plan, que ya ha sido remitido a la SEPI, debe ser aprobado por el consejo de administración este miércoles.

Es más, los sindicatos aseguran que en la reunión que mantuvieron con Revuelta, el directivo insistió en que “todo se basa en una premisa fundamental: la unidad de Navantia como grupo”. “La salvación de Navantia la tenemos todos juntos”, dijo.

Lo cierto es que la apuesta de Feijóo por desagregar los datos de los astilleros y destacar a los más eficaces tampoco ha gustado en Andalucía. Los socialistas han pedido al presidente del PP autonómico, Juan Ignacio Zoido, que condene las palabras del líder gallego, en las que pedía balances diferenciados. “Es irresponsable no entender que Navantia es una empresa en su conjunto y no puede segmentar la información y condenar a unas factorías como las de Cádiz”.

Sin despidos

Desde Navantia aseguran que el plan de trabajo se basa en una premisa fundamental: conseguir carga de trabajo a corto plazo. Igualmente, insisten en que las reducciones de plantilla o la posibilidad del cierre de alguna factoría queda descartado por completo.

La noticia ha sido acogida con cautela por parte de los sindicatos. El portavoz de Navantia Ferrol, Ignacio Naveiras, ha asegurado que aunque el objetivo es “garantizar el empleo” la empresa no fija “un compromiso temporal ni una concreción al respecto”. También ha dudado de que no se vayan a aplicar medidas de flexibilización salarial.

Pemex, Australia y ¿Gas Natural?

El documento de trabajo sostiene que Navantia “tiene futuro” pero con una serie de transformaciones para ser más competitiva, que pasan por mejorar la cultura de costes y la gestión de las compras.

Lo fundamental a estas alturas es conseguir carga de trabajo. El plan de la dirección de Navantia se basa en su consecución a corto plazo pero, ¿cuáles son las expectativas reales?

Según indican desde la propia Navantia, la compañía da por hecho que la petrolera mexicana Pemex les adjudicará la construcción de uno de sus floteles antes de final de año. Igualmente, aseguran que existen contratos “ muy maduros” con Australia, Turquía o Qatar que podrían cerrarse a lo largo de 2014. Y, como hasta ahora, la compañía sigue sin dar por perdidos los metaneros de Gas Natural, si bien ya han sido adjudicados a astilleros asiáticos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad