Imagen de archivo del astillero d Navantia en Fene

Navantia da aire a Fene con un megacontrato para la eólica marina

Iberdrola adjudica al astillero de la antigua Astano la construcción de 62 jackets para su nuevo parque eólico en aguas de la Bretaña francesa

Navantia da un balón de oxígeno a su astillero de Fene. La compañía controlada por la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) acaba de adjudicar a la antigua Astano la construcción de 62 jackets para el parque eólico de Saint Brieuc, que Iberdrola proyecta en la Bretaña francesa.

Navantia-Fene se ha hecho con este contrato tras pujar por el de la mano con la asturiana Windar Renovables, con quien se presentó a través de una UTE (unión temporal de empresas), como ya hiciera al construir el East Angiia en aguas inglesas y en cuyo capital desembarcó esta semana el fondo Macquarie con la compra de una participación del 40%.

El bagaje de Navantia-Fene

Con este contrato, el astillero de Navantia en Fene da un paso más y se consolida como la referencia en España para la construcción de estas estructuras verticales sobre las que se asientan unos aerogeneradores que, en el caso del parque de Saint Brieuc, cuentan con 500 megavatios de potencia total.

El nuevo encargo de Iberdrola permite impulsar la actividad en uno de los dos astilleros de la Ría de Ferrol (la antigua Bazán se enfrenta a un vacío de dos años hasta que no inicie la primera de las cinco F-110 tras finalizar el último AOR para Australia). Hasta ahora, Navantia-Fene tenía como principal proyecto en cartera la construcción de cuatro de las cinco plataformas para el parque eólico marino de Kincardine, frente a las costas escocesas (la quinta fue desviada a Puerto Real).

Una excepción

Tradicionalmente, Iberdrola suele dividir estos contratos entre varios de sus proveedores, para asegurarse el cumplimiento de los plazos y una reducción en los plazos de entrega, pero en este caso ha decidido hacer una excepción y confiar todos los procesos de producción de estos jackets de tres patas en las instalaciones de Perlío, según informa Europa Press.

Por el momento. no ha trascendido cuándo se firmará el contrato entre las partes ni cuándo se iniciará la fabricación, pero se estima que no será hasta finales de este año 2019 o principios del próximo cuando se comience con el proceso de fabricación, cuya construcción supondrá una importante carga de trabajo para Navantia y Windar, y en especial para las empresas de la industrial auxiliar que han venido trabajando en este tipo de contratos en los últimos años y que acumulan ya experiencia que ha sido determinante para pujar por todo el contrato.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad