Susana Sarriá, presidenta de Navantia

Navantia alarga su agonía: se queda sin contrato estrella en EEUU

La Armada estadounidense adjudica a la italiana Fincantieri el macrocontrato de hasta 20 fragatas por el que pujaba Navantia

Navantia prolonga su sequía de contratos. La empresa naval pública se ha quedado sin el macrocontrato por el que suspiraba en Estados Unidos. La Armada americana ha dado a conocer que adjudica la construcción de las diez fragatas de su proyecto FFG(X) a Marinette Marine Corporation (MMC), empresa controlada desde el año 2009 por la italiana Fincantieri.

El contrato contempla la construcción de hasta diez fragatas para la US Navy en una primera fase, además de un barco base. Opcionalmente el programa podría ampliarse con otros nueve buques en función de la situación económica y de las necesidades de renovación en la flota americana.

Los buques seleccionados están pensados para poder actuar en todo tipo de situaciones bélicas y, tal y como apunta la Armada de Estados Unidos, en el comunicado, pueden "realizar operaciones de guerra aérea, guerra antisubmarina, guerra de superficie, guerra electrónica e información".

Navantia y su socio americano

Navantia, en su alianza con la estadounidense General Dynamics, miraba a Estados Unidos para conseguir un contrato que pusiese fin a su sequía de pedidos en el exterior. La propuesta de Navantia contaba con el sistema AEGIS, de origen norteamericano como uno de sus principales avales, ya que previamente había sido instalado con éxito en buques fabricados para la Armada Española, con las fragatas F-100, como en los encargos para Noruega y Australia.

Además, otros tres países disponen de este sistema: EEUU, Japón y Corea del Sur, lo que en principio hacía suponer que esto sería también un criterio a tener en cuenta a la hora de decantarse por la propuesta española, algo que finalmente no ha sucedido.

Con todo, la propuesta ganadora no cuenta con el sistema AEGIS como sistema de combate, ya que está basado en el modelo que utilizan los buques militares de Italia, Francia, Marruecos o Egipto, pero desde el departamento militar norteamericano ya han avanzado que las nuevas unidades si estarán equipadas con AEGIS.

La guerra diplomática

Algunos militares consultados por Europa Press han asegurado que detrás de esta decisión podría estar la decisión del Gobierno de retirar la fragata Blas de Lezo, con base en Ferrol, de un despliegue en el que tenía previsto realizar la vuelta al mundo como escolta del portaaviones USS Abraham Lincoln.

Fue hace casi un año, el 14 de mayo de 2019, cuandoel Gobierno de Pedro Sánchez ordenó que la fragata de la serie F-100 abandonara el grupo cuando el buque militar norteamericano y otros barcos que le prestaban apoyo fueron enviados hacia el Golfo Pérsico.

Todo ello ante la escalada de violencia en la zona, en un conflicto entre EEUU e Irán, una decisión que no gustó y que desde la Embajada norteamericana en España se criticó, y que ya motivó el que algunas voces estimaran que esta decisión podría tener consecuencias en este concurso, como avanzó Economía Digital.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad