Navantia acaba el año con solo dos contratos cerrados de cinco encargos 'estratégicos'

stop

Obras como la construcción de buques para la armada turca, los componentes para el parque eólico marino de Iberdrola en Alemania o el gasero de Gas Natural se retrasan

Protesta de los trabajadores de Navantia y parque eólico marino

A Coruña, 10 de diciembre de 2014 (02:08 CET)

A finales de 2013 Navantia Ferrol consiguió cerrar el contrato con Pemex para la construcción de un buque flotel. Era un encargo estratégico, que fue conseguido en gran medida en base a negociaciones pilotadas por la propia Xunta de Galicia. Pasado un año, y a punto de cerrarse el ejercicio 2014, los astilleros públicos apenas han hecho los deberes apuntados para este ejercicio. De los cinco proyectos estratégicos que se marcaron, solo están en marcha dos, uno en tiempo de descuento: el encargo mexicano y la construcción del buque de acción marítima (BAM) del Ministerio de Defensa.

Entre las previsiones que en su día fijo la propia Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) para Navantia estaba la firma de los contratos para el diseño de un buque LHD y cuatro lanchas para la marina turca, así como la construcción de componentes para el parque eólico marino de Wikinger de Iberdrola y la construcción de un gasero de última generación para Gas Natural.

De los tres encargos, según recoge el Diario de Ferrol, se ha hablado mucho, pero aún no están cerrados.

De Turquía a Alemania

A finales del diciembre pasado, Turquía anunció que sus astilleros Sedef construirían un buque y cuatro lanchas para la marina del país en colaboración con Navantia. Se abría un proceso de negociación para cerrar un acuerdo estratégico que supondría 800.000 horas de trabajo en Ferrol. Aunque el contrato se da por seguro (se recoge de hecho en la memoria anual de los astilleros correspondiente a 2013) la realidad es que aún no se ha hecho ningún anuncio oficial.

También se creía que este año el astillero de Fene acometería ya trabajos para la construcción de componentes para el parque eólico marino de Iberdrola en Alemania. La realidad es que, por ahora, los astilleros gallegos solo han sido preseleccionados para la construcción de 29 jackets, estructuras metálicas sobre los que las empresas asientan los aerogeneradores marinos. Desde la eléctrica no se quiere dar por cerrada la adjudicación hasta que no se firme el contrato.

Queda por concretarse también el contrato para la construcción del un gasero para Gas Natural. Está previsto que las obras se las lleve en su conjunto el astillero público de Puerto Real, y no el naval gallego. No obstante, también en este caso el programa va con retraso, ya que según las previsiones de la SEPI de Ramón Aguirre, el contrato debería haberse firmado a finales de noviembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad