GPG, filial de Naturgy, acaba de cerrar un acuerdo de financiación para construir el parque eólico de Berrybank. Foto: Karsten Wurth

Naturgy dice adiós a los números rojos y apuesta por las renovables

Frente a las pérdidas millonarias del pasado año, la eléctrica, dueña de la térmica de Meirama, roza los 1.000 millones en los primeros nueve meses del año

Naturgy, antigua Gas Natural Fenosa y dueña en Galicia, entre otros activos, de la ya parada central térmica de Meirama, obtuvo un beneficio neto de 901 millones de euros en los nueve primeros meses del año. De esta forma, regresa a la senda de los beneficios, ya que en el mismo período del año anterior acumulaba unas pérdidas de 3.040 millones de euros como resultado del deterioro de casi 4.900 millones derivado de la depreciación que llevó a cabo de sus activos, especialmente los de generación en España.

Excluyendo los elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario del grupo fue de 991 millones de euros, lo que supone un incremento del 13% respecto a septiembre del año pasado, impulsado por la evolución de los negocios fuera de España y la mejora en sus operaciones, informó la compañía. El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Naturgy a cierre de septiembre se situó en los 3.290 millones de euros, un 10,6% más. 

Con la térmica coruñesa ya cerrada, la apuesta de Naturgy por la inversión en renovables parece clara.

Escenario energético adverso

La energética, que destaca que estos resultados se han dado a pesar de la falta de crecimiento de los negocios regulados y la ralentización de los negocios liberalizados en un escenario energético más adverso que el del ejercicio anterior, bate así las previsiones del consenso de los analistas, que estimaban un Ebitda promedio reportado de 3.267 millones de euros y un beneficio neto de 893 millones de euros.

El grupo presidido por Francisco Reynés, que con estos resultados avanza en la consecución de su plan estratégico 2018-2022, también ha acelerado en estos primeros nueve meses de año su apuesta por las renovables, con una inversión cercana a los 400 millones de euros, la mayor de su historia.

Inversión en renovables

Así, en el tercer trimestre del año Naturgy destacó que se ha convertido en la primera empresa en conectar a la red la totalidad de la potencia adjudicada (250 MW) en la última subasta fotovoltaica de España.

En su conjunto, ha invertido más de 1.100 millones de euros en el periodo de enero a septiembre, que se han destinado principalmente al desarrollo de proyectos renovables, donde destacan los 290 MW de proyectos solares y eólicos puestos en operación en España en el periodo. La capacidad instalada en el país asciende ya a cerca de 1,5 gigavatios (GW), un 25% más.

Al cierre del pasado mes de septiembre, la deuda neta de la empresa se situaba en los 15.133 millones de euros, 176 millones de euros menos a pesar de las inversiones acometidas y sus compromisos de remuneración al accionista.

Optimización de su cartera

Por otra parte, Naturgy ha progresado en la optimización de su cartera de negocios, reinvirtiendo los recursos generados por la venta de la chilena Transemel para hacerse con el control conjunto de Medgaz con la compra de un 34,05% a Mubadala por 445 millones de euros.

Asimismo, dentro de esa ruta marcada por su plan estratégico, el grupo ha acelerado su plan de eficiencias, que tiene un objetivo de 500 millones anuales de reducción de costes en 2022, y espera alcanzar a cierre de 2019 como mínimo 150 millones de euros, frente a la previsión inicial de 100 millones de euros.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad