Nadie quiere las marcas de Alimentos Lácteos

stop

La subasta del principal activo del grupo lácteo queda desierta

Protesta de los trabajadores de Alimentos Lácteos | EFE

24 de enero de 2014 (16:55 CET)

Ni siquiera en la liquidación le salen bien las cosas a Alimentos Lácteos, el grupo conformado por cooperativas gallegas que entró en barrena el año pasado y acabó por cerrar las puertas y condenar al paro a sus 80 trabajadores. Su principal activo, las marcas Deleite y Muuu, se subastaron este viernes sin que nadie pujara por ellas.

La subasta, que partía de un precio de 1.600.000 euros y exigía un depósito inicial de 360.000 euros, se resolvió en apenas cinco minutos y quedó desierta. Las marcas de Alimentos Lácteos lograron durante el periodo de actividad de la empresa un buen posicionamiento en el mercado. Sin embargo, la parálisis de la fábrica a comienzos del año pasado y la consiguiente salida del mercado de Deleite y Muuu ha ido mermando su valor.

Venta directa

El delegado de la CIG, Cristián López, ha explicado que ahora se irá a una "venta directa", que a su juicio "va a seguir rebajando las cuantías económicas que se puedan derivar de deshacerse de los activos de la empresa".

Alimentos Lácteos se encuentra en concurso de acreedores, con una deuda que supera los 16 millones de euros y entre sus reclamantes se encuentran, además de los ochenta trabajadores, cientos de ganaderos que suministraron leche a la empresa.

López ha dicho no estar sorprendido porque la subasta haya quedado desierta y ha criticado que "que todas aquellas mentiras que mantuvieron la empresa y la Xunta", que "daban a los trabajadores siempre garantías a cargo de las marcas", han quedado en "humo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad