Benito Iglesias, presidente de Fegein, y una imagen de archivo de pisos en construcción en la provincia de A Coruña

Nace la franquicia inmobiliaria gallega para plantar cara a los fondos

Benito Iglesias y otros profesionales vinculados a la patronal Fegein impulsan en las cuatro provincias la única franquicia inmobiliaria gallega

La necesidad de ganar músculo en un sector muy atomizado y la oportunidad que presenta el crecimiento del mercado inmobiliario ha convencido a un grupo de profesionales liderados por Benito Iglesias, presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias, para lanzar una nueva firma que opere en las cuatro provincias aunando a las distintas empresas.

El proyecto que verá la luz en los próximos meses constituirá la única franquicia inmobiliaria 100% gallega. Hubo experiencias similares durante la burbuja, pero la crisis económica se las llevó por delante. La nueva sociedad aunará a diferentes profesionales e inmobiliarias bajo una misma marca, que no ha sido todavía desvelada.

La necesidad de ganar tamaño

El objetivo principal es compartir servicios y ganar tamaño. Benito Iglesias pone como ejemplo más básico que un empresario no tenga que desplazarse a otra ciudad para enseñar un piso si en esa urbe hay otro franquiciado que pueda hacerlo. A esta facilidad se suman estrategias conjuntas de promoción, servicios administrativos, asesoría o cursos de formación para la red de franquiciados.

La puesta en marcha de la sociedad y la adhesión de franquiciados permitirá, entienden los impulsores, contrarrestar el pequeño tamaño de las inmobiliarias gallegas “en un momento en el que hay espacio para este tipo de proyecto porque se están creando empresas y abriendo locales de pequeñas dimensiones”, explica Iglesias.

De los fondos a Airbnb

De paso, serviría de contrapunto a la entrada de grandes operadores en el sector gallego, un elemento nuevo frente al que es difícil tener visibilidad y competir en igualdad de condiciones. Iglesias piensa sobre todo en los fondos de inversión que irrumpieron en Galicia, como Blackstone, Cerberus o Apollo.

A esto se suma la proliferación de la vivienda turística, que a través de plataformas como Airbnb está rebajando el negocio de las inmobiliarias en las zonas costeras y en las ciudades.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad