Mariano Gómez-Ulla

Nace la alternativa a la quiebra del Club Financiero Atlántico

El proyecto Club Empresarios Galicia, que pretenden negociar con la administración concursal de la asociación de Gómez-Ulla, suma ya más de 200 adhesiones

En menos de 24 horas, más de 200 empresarios del área coruñesa han mostrado su apoyo al nacimiento de un nuevo proyecto que busca ser la alternativa a la previsible caída del Club Financiero Atlántico, histórica entidad presidida por Mariano Gómez-Ulla que esta semana solicitó acogerse a un concurso voluntario de acreedores. El nuevo proyecto, que, según indican a Economía Digital, “nace de forma transversal”, se denomina Club Empresarios Galicia y cuenta entre su impulsores con socios del propio Financiero Atlántico.

Fuentes de la entidad empresarial en ciernes aseguran a este medio que su nacimiento es consecuencia directa de la debacle del Club Financiero. “Al entrar en concurso de acreedores, su actual directiva queda de facto desautorizada al no poder tomar ninguna decisión, ya que quien pilota la entidad es la administración concursal. La intención del Club Empresarios Galicia es la de interlocutar y negociar directamente con esta última, de forma que se le pueda presentar una alternativa de viabilidad”, explican.

El porqué del concurso de acreedores

El pasado lunes, 9 de diciembre, saltó la noticia. El Club Financiero Atlántico solicitaba ante el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña su entrada en concurso. Mediante un escueto comunicado informaba: “Las circunstancias que han ido concurriendo a lo largo de las últimas semanas han obligado a tomar tal decisión”. Aunque, de forma oficial, la entidad empresarial no dio más datos, diversas fuentes aseguraron a este medio que la suspensión de pagos fue precipitada por los problemas del club con el casero de su histórico emplazamiento, en la avenida Salvador de Madariaga. 

Los problemas del Club Financiero Atlántico comenzaron cuando, a través de una puja, un empresario de la comarca coruñesa se hizo con la mayoría accionarial de Propietaria Club Financiero Atlántico, la sociedad que gestiona el inmueble sobre el que se asienta la entidad empresarial. La propia Cámara de Comercio de A Coruña llegó a presentarse a esa puja, aunque, finalmente, quedó fuera. Siempre según el relato de esas fuentes cercanas a la dirección del Club Financiero, el nuevo casero decidió incrementar de forma notable el alquiler del edificio, algo que acabó por asfixiar a la asociación.

Planes: negociar con la administración concursal y el casero

Ante esta situación, desde el reciente Club Empresarios Galicia aseguran que no solo están dispuestos a negociar con la administración concursal para salvar el Club Financiero, sino que también pretenden llegar a un acuerdo con el nuevo arrendador del inmueble de Salvador de Madariaga. No obstante, advierten de que el mantenimiento del edificio no es indispensable. Sí lo es, no obstante, la continuidad tanto de la actividad que venía prestando el Club Financiero como de la plantilla actual, unas 20 personas que llevan décadas trabajando para la asociación empresarial y cuya recolocación en el mercado laboral sería complicada por su edad.

El Club Empresarios Galicia (cuyas siglas coinciden con las de la Confederación de Empresarios de Galicia, presidida por Antonio Fontenla) no tiene, de momento, una directiva definida, si bien espera que esta salga una vez se convoque la primera asamblea general.  Aunque entre sus impulsores se encuentra el empresario coruñés y tecnólogo José Antonio Ferreira Dapía, las fuentes consultadas indican que la nueva entidad está conformada tanto por empresarios independientes como por socios del Club Financiero Atlántico

Decálogo

En la red ya figura una suerte de decálogo de la nueva formación que indica que el nuevo club debe ser “de empresarios y profesionales, para empresarios y profesionales”. Su objetivo, prosigue, será el de mejorar la competitividad de las empresas. “Estará comprometido con Galicia, será solidario con el resto de comunidades autónomas y tendrá sede en A Coruña”, indica. “Digital y transparente, transversal, de grandes y menos grandes, independiente y sin vinculación política, centrado en la promoción del emprendimiento y en la transformación digital, difusión del networking entre empresas y profesionales y defensor del medio ambiente y la sostenibilidad”, son otros de los atributos que se le suponen al nuevo club empresarial.

 

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad