Muxía descarta problemas en la ejecución de su parador, a pesar de los ajustes

stop

El ministro Soria contradice a los sindicatos, y dice que los cierres en Ferrol y Verín serán “temporales”

Obras en Muxía en los terrenos donde se ubicará el parador

04 de diciembre de 2012 (22:42 CET)

Los paradores gallegos están en alerta. El lunes, los sindicatos de la red española de paradores anunciaron que la empresa plantea el cierre de siete de ellos, entre los que se encontrarían los de Ferrol y Verín, así como el cierre “temporal” de 27 de los 94 paradores existentes. Sin embargo, mientras los paradores gallegos se juegan el tipo, en Muxía continúan las obras de construcción de su futuro establecimiento turístico, que comenzaron hace unos meses. El ayuntamiento descarta que el fuerte ajuste que acometerá el grupo turístico vaya a afectar el proyecto.

El parador de Muxía comenzó a construirse en junio de este año, diez años después de que el Gobierno de José María Aznar se comprometiese a ponerlo en marcha debido a la catástrofe del Prestige. La parcela proyectada tendrá 80 habitaciones y se espera que esté listo en 2015. El presupuesto de este parador ronda los 30 millones de euros, según informó en su momento Turespaña.

Un parador retrasado diez años


El inicio de las obras fue una incógnita hasta el final, debido precisamente a la crítica situación en la que se encuentra la empresa de Paradores. De hecho, el ministro de Turismo, José Manuel Soria, indicó que este 2012 no se acometerían inversiones en nuevos establecimientos de la red, más allá de situaciones especiales como el caso de Muxía, debido al déficit de más 100 millones que arrastra la cadena pública.

Este mismo martes, el ministro Soria volvió a hablar sobre el futuro de los paradores españoles. Tras el anunció hecho por los sindicatos, el titular de la cartera de Turismo descartó los cierres “definitivos” y aseguró que los que se aborden serán “temporales”. Soria insistió en que, de no llevarse a cabo estos parones en la actividad, así como el ERE programado de 644 personas, la cadena pública entraría en situación concursal y suspensión de pagos.

Ajustes en el proyecto

Sin embargo, en Muxía, sostienen que esta situación no afectará al futuro de su parador. “Ahora no tiene sentido cuestionar el futuro del parador. Hay 36 meses por delante de obras y suponemos que en algún momento esta crisis remitirá, por lo que la situación puede mejorar cuando esté finalizado”, indicó a Economía Digital el alcalde de Muxía, Félix Porto. “Entendemos que quizás se haga algún tipo de reestructuración del proyecto, que puede pasar por una reducción de los empleados que se pensaban, porque antes se hacían según los metros, pero el parador sigue adelante”, insistió.

De momento, y con respecto al futuro de los paradores de Ferrol y de Verín, ambas comarcas se mantienen el alerta, a pesar de las palabras del ministro descartando cierres de carácter definitivo. En Ferrol, el alcalde popular Manuel Rey, indicó que no concibe que un “icono turístico” como su parador --en funcionamiento desde los 60-- eche el candado.

Ferrol y Verín se levantan


Los trabajadores de este parador insisten en que la decisión de la empresa “no se entiende” pues hay muchos otros con peores cifras de ocupación. Ana María Rodríguez, de CCOO, indicó que Ferrol había dejado de ingresar este año 45.000 euros, mientras que otros establecimientos de la red nacional “llegan y sobrepasan los 300.000”. Actualmente, la ocupación del establecimiento es del 53%, aunque se espera incrementarla este puente.

En Verín, la noticia del supuesto cierre del parador de Monterrei también ha sentado como un mazazo, especialmente a la hostelería, que creen que se trata de un reclamo muy importante. La Diputación de Ourense ya se ha puesto en contacto con los “gestores a nivel nacional” de paradores, para tratar de evitar el cierre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad