movistar prosegur alarmas proteccion

Movistar utiliza el miedo a los okupas para vender alarmas

El grupo de Álvarez Pallete, que se alió el año pasado con Prosegur, instruye a los comerciales para que usen noticias sobre okupas en la venta de alarmas

La multitud de informaciones sobre ocupaciones ilegales de vivienda y la creciente inquietud que provocan en la población han despertado el interés de Movistar, que el año pasado firmó una alianza con Prosegur en el negocio de las alarmas.

El grupo que capitanea José María Álvarez Pallete intenta aprovechar el clima de temor a los okupas para colocar mejor sus productos. En junio hizo que sus operadores y sus subcontratas de contac center ofrecieran la venta de una alarma de hogar en todas las llamadas, incluidas las de servicios como el 1004, de atención al cliente.

Ahora ha incorporado a los okupas a la estrategia, instando a los trabajadores a azuzar el miedo a una ocupación ilegal como método para vender una alarma. De hecho, explica el sindicato CGT, Movistar envió titulares de prensa sobre ocupaciones a los trabajadores para que los utilizasen con los clientes.

“En técnicas de venta dadas por responsables de la empresa, mandaron titulares de prensa e indicaron que durante las llamadas había que hacer hincapié en que está habiendo muchas ocupaciones y en que si tienes una alarma conecta directamente con la Policía, pero si entran los okupas no los vas a dar sacado”, explica Adrián García, de CGT en Extel, una de las subcontratas de Movistar en A Coruña. El objetivo es presionar para vender alarmas a “personas con segundas residencias”, insiste García.

Asustar a los potenciales clientes

La estrategia de Movistar ha generado incomodidad a los trabajadores, que que supone “una presión adicional para personas que no están de acuerdo en asustar a clientes para hacer un juego sucio”, dicen en CGT. El sindicato cuestiona que se utilicen “titulares malintencionados y alarmantes” en la estrategia de venta. “Supone un engaño y una presión para todos nosotros trabajar con estas condiciones”, remacha Adrián García.

Movistar llegó a un acuerdo con Prosegur el año pasado para hacerse con el 50% de su negocio de alarmas en España. La operación alcanzó los 305 millones de euros, que la teleco abonó mediante un pago en acciones de la compañía. La compra no se cerró hasta este año, una vez obtenido el visto bueno de las autoridades de Competencia.

Un artículo de R. Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad