Montoro cruje a inspecciones fiscales a José Collazo

stop

Hacienda levantó actas al Grupo Comar en 2015 que afectaron a once filiales y elevaron su base imponible en casi tres millones, por gastos sin justificar y las valoraciones de las promotoras

Montoro durante la sesión de control en el Senado

en A Coruña, 29 de agosto de 2016 (22:21 CET)

José Collazo ha enderezado el rumbo de Comar, que vuelve a los beneficios y dio en 2015 un vuelco a su cuenta de resultados tras realizar un selectivo proceso de desinversiones. Sin embargo, Hacienda sigue siendo una china en el zapato del empresario del juego, en su día el mayor de Galicia hasta la irrupción de Egasa XXI. Montoro cruje a inspecciones fiscales a Comar, que además se ve obligada a realizar otras provisiones por recursos en los que está inmersa dentro de algunas concesiones que gestiona.  

La cabecera del grupo, Comar Inversiones y Dirección de Empresas, presenta en sus cuentas consolidadas detalle de sus problemas con el fisco. En febrero de 2014, la Agencia Tributaria comunicó a once filiales del grupo, así como a la matriz, el inicio de "actuaciones de investigación de alcance general en relación con el Impuesto sobre Sociedades y el Impuesto sobre el Valor Añadido del año 2011".  

Gastos sin justificar

Las sociedades a las que afectada la inspección eran Comar Inversiones y Dirección de Empresas, Allerana de Servicios e Inversiones, Casinos Comar Madrid, Comar Coruña, Casino Bahía de Cádiz, Royal Coruña, Promotora de Viviendas Urbanas, Royal Vigo, Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico, Manir-2006 y Comar Operadora de Madrid.  

La actuación inspectora, con fecha 30 de julio de 2015, levantó acta al grupo, firmada en conformidad, acordando aumentar la base imponible en su conjunto en 2,9 millones de euros. Básicamente, las bases imponibles se incrementaban por gastos que la inspección consideraba no suficientemente justificados, y que se elevaban a 2,2 millones, y por la reducción de la corrección practicada por la filial Promotora de Viviendas Urbanas en la valoración realizada por valores representativos de la participación en fondos propios,  que ascendía a 718.00 euros.  

El IBI del Palacio de la Ópera

El grupo ha tenido que hacer provisiones a corto plazo por determinados litigios que mantiene abiertos. Por ejemplo, unos 713.322 euros en 2015 correspondientes al Impuesto sobre Bienes Inmuebles recurrido, en la Sociedad de Fomento y Desarrollo Turístico, que gestiona, entre otros, el Palacio de la Ópera de A Coruña.  

Las cuentas de Comar también recogen una provisión de  322.025 euros en 2015, de Casinos Comar Madrid, que corresponde a cuotas de la Seguridad Social, por cotizaciones de los años 2010 y 2011, derivadas de un acta de liquidación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que ha sido recurrida por Comar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad