Mineira de Corcoesto reclama más de 20 millones a la Xunta en los tribunales

stop

La filial de la canadiense Edgewater pide ante el TSXG la devolución del dinero invertido en la mina de oro y una indemnización por daños a su imagen

Trabajos de exploración de Edgewater en Corcoesto

A Coruña, 23 de enero de 2015 (11:47 CET)

La pugna que mantienen Xunta y Mineira de Corcoesto por la mina de oro en Bergantiños lleva tiempo amenazando con llegar a los tribunales. El primer recurso presentado por la filial de la canadiense Edgewater ya advertía a San Caetano que si paralizaba el proyecto tendría que restituirla por los daños patrimoniales y la inversión ya ejecutada. En estos mismos términos, la empresa minera ha acudido al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para iniciar un contencioso administrativo contra la Xunta.

En el proceso judicial, Mineira de Corcoesto reclama, precisamente, recuperar la inversión realizada para el naufragado proyecto minero y que cifró en cerca de 20 millones de euros. Suma a esta cantidad una segunda indemnización por daños a su imagen y a sus accionistas.

Sacyr en el retrovisor

La empresa entiende, y así se manifestó desde la parálisis del proyecto, que se quebró el principio de confianza legítima entre empresa y administración, que la Xunta se excedió en sus petición de solvencia económica a Edgewater y que, en definitiva, existe un trato desigual y discriminatorio respecto a otros proyectos mineros. Ese era el argumentario que exhibió la minera en su primer recurso y que ahora sostiene también ante el TSXG.

La tardanza en acudir a los tribunales se debió fundamentalmente a que la empresa estuvo buena parte del último año buscando la entrada de un socio en el proyecto que le diese solidez financiera, informa La Voz de Galicia en su edición de Carballo. Entre los candidatos estaba la propia Sacyr, que recientemente ha aterrizado en Galicia en busca de explotaciones mineras con una de sus filiales y que sigue interesada en el oro de Corcoesto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad