Microsoft compra Skype por 6.172 millones

stop

Bill Gates cierra la operación tras medio año de gestiones

Steve Ballmer, CEO de Microsoft, con Tony Bates, CEO de Skype

14 de octubre de 2011 (11:39 CET)

La competencia en el campo de las nuevas tecnologías y los programas informáticos está a la orden del día. Las grandes potencias mundiales aprovechan su buena posición económica para avanzar y afianzar su influencia entre los consumidores, cada vez más selectivos y exigentes.

El último ejemplo, la multinacional americana fundada en 1975 por Bill Gates, Microsoft, ha materializado la compra de la compañía de telefonía on line Skype por 8.500 millones de dólares, o lo que es lo mismo, 6.172 millones de euros.

Con esta adquisición, Microsoft cierra una operación que se hizo pública el pasado 10 de mayo. Durante este periodo, la Comisión Europea ha investigado si la operación infringía las leyes antimonopolio de la UE, dando luz verde a la compra más signficativa del mayor fabricante de software.

A la espera de supervisión


El programa que permite hablar, enviar mensajes y realizar videoconferencias por Internet pasará a partir de ahora a formar parte del grupo Microsoft. Sin embargo, según detalla la propia compañía con sede en Redmond (EEUU), todavía quedan pendientes algunas supervisiones de determinados países.

Si finalmente, y todo hace pensar que sí, Skype se introduce en el negocio mundial de Microsoft, el actual consejero delegado de la empresa de telefonía por Internet, Tony Bates, será nombrado director de la compañía.

Un incorporación gradual


Con esta nueva integración, Microsoft pretende reforzar el negocio de smartphones en el que se ha abierto paso recientemente. El sistema operativo Mango, creado por la compañía norte-americana funciona desde septiembre en dos modelos del fabricante de teléfonos móviles HTC.

Microsoft ha confirmado que la incorporación de Skype en sus programas será a largo plazo con el fin de conectar a millones de usuarios con dispositivos afines al sistema operativo de Windows.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad