Flotel 'Reforma Pemex', construido en los astilleros Hijos de J. Barreras

México saca 4.700 millones de su reserva para rescatar a Pemex

El secretario de Hacienda mexicano anuncia que echará mano de los fondos de estabilización para pagar deuda de la dueña de Barreras

México va a romper una de sus huchas para atender a las necesidades de Pemex, la petrolera que rescató Hijos de J. Barreras y que todavía es dueña del astillero vigués con un 51% del capital. El secretario de Hacienda del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Carlos Urzúa, anunció este viernes que recurrirá a los Fondos de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para ayudar a la paraestatal a amortizar deuda.

El FEIP es una reserva del Estado mexicano dotada con excedentes de ingresos de las rentas del petróleo y se utiliza para compensar caídas bruscas de ingresos que podrían desestabilizar los presupuestos. De esta enorme bolsa de reservas, el Gobierno de López Obrador tomará 100.000 millones de pesos, unos 4.700 millones de euros, para amortizar deuda de Pemex.

Impedir que Pemex refinancie

El plan era conocido, faltaba por establecer cuál sería la cuantía. Urzúa explicó que se rediseñará el fondo para que tenga una naturaleza “contracíclica” para dar respaldo a la petrolera. Más que salvar a Pemex, una de las empresas más endeudas del sector en el mundo con un pasivo de 95.000 millones, lo que pretende el Gobierno mexicano es evitar que la paraestatal refinancie nuevamente la deuda para suprimir el riesgo de recortes en el rating y un encarecimiento de la financiación. En otras palabras, lo lógico sería refinanciar, pero saldría mucho más caro.

El FMI consideró que este plan, anunciado el pasado marzo, permitirá a Pemex “ganar tiempo en los mercados”, pero requirió una estrategia mejor definida a medio y largo plazo para “recuperar la confianza” de los inversores. Recomendó una “estrategia integral” con participación del sector privado y se desvincule de los activos vinculados al carbón.

Pemex, olvidados ya la larga lista de contratos anunciados para la construcción de buques en astilleros gallegos, fue importante en la recuperación del sector naval tanto por su entrada en Barreras como por la construcción en el astillero vigués y en Navantia de dos floteles.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad