Metaldeza, de los Cuiña, suspende pagos con un pasivo de 14 millones

stop

La mitad de la deuda es con las entidades bancarias y la otra mitad con proveedores

Obra en la que participó Metaldeza

09 de octubre de 2012 (21:05 CET)

La liquidación de una filial (Construcciones Técnicas de Radioterapia) que recibió millonarias subvenciones públicas no es el único problema que tiene sobre la mesa la familia Cuiña, integrada por los dos hermanos y los dos hijos del que fuera delfín de Fraga, el fallecido Xosé Cuiña Crespo. Metalúrgica del Deza (Metaldeza), participada en un 95% por el grupo familiar, se encuentra desde hace escasas semanas en concurso de acreedores, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra declarase la suspensión de pagos de la firma ante la imposibilidad de hacer frente a sus acreedores.

Según ha podido saber Economía Digital, la suspensión de pagos de Metaldeza ha sido declarada con un pasivo de 14 millones de euros, de los que la mitad se corresponderían con deuda bancaria y la otra mitad con deuda a proveedores.

El titular del juzgado declaró finalmente el concurso el pasado 12 de septiembre, después de que la firma de la familia hubiera presentado hace varios meses la situación de preconcurso ante la falta de liquidez, a lo que se sumó un expediente de regulación de empleo para gran parte de la plantilla. El juez ha designado como administrador concursal de Metaldeza a Diego Comendador, economista que en su día participó en la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa. El juez, además, ha acordado el llamamiento de los acreedores para que comuniquen a la administración concursal designada la existencia de sus créditos, que deberán efectuar en el plazo de un mes a partir de la última fecha de publicación del edicto en el BOE, el pasado 27 de septiembre.

Sin respuesta de los Cuiña

Metaldeza es, junto con Inasus, uno de los buques insignia de la familia del que fuera en su día delfín de Fraga. Tiene su base de operaciones en Lalín. Economía Digital intentó conocer la opinión de Ramón Cuiña, cabeza visible del holding, sobre la situación de la firma, así como de la empresa que liquidaron en As Pontes con ayudas millonarias, sin obtener respuesta. Desde su entorno explicaron que se encuentra de viaja fuera de España. Ramón Cuiña ocupa el cargo de director general de Metaldeza, así como es presidente de Construcciones Técnicas de Radioterapia.

Tanto Metaldeza como Inasus gravitan sobre el Grupo Aurela, participado en su totalidad por los Cuiña. De hecho, los hermanos Eladio y Ramón Cuiña controlan el 50% del capital del grupo, mientras que Rafael y María Cuiña, hijos del exconselleiro fallecido, tienen otro 25%, según datos del Registro Mercantil.

La delgada línea que separaba los negocios familiares de la actividad política del que fuera eterno delfín de Fraga ya no es tal y se pierde entre decisiones empresariales dentro un grupo familiar en el que se han integrado los dos hijos de Xosé Cuiña, fallecido en diciembre de 2007. Rafael y María heredaron el 25% del capital de lo que es Aurela, un holding del que cuelgan algunas de las empresas que crecieron al amparo de subcontratas de obras adjudicadas directamente desde San Caetano y que cada vez está más diversificado e internacionalizado.

El volumen de ingresos del grupo, previo a la crisis, rondaba los 70 millones de euros. Metaldeza e Inasus, dedicadas a las estructuras metálicas y carpintería de aluminio, llegaron a facturar, respectivamente, algo más de 16 millones y 38 millones de euros, según datos del Registro Mercantil previos a la crisis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad