Méndez financió desde Caixa Galicia al grupo hotelero del que es socio

stop

Concedió un crédito de 10,5 millones a una filial de la promotora canaria de la que era consejero para un proyecto fallido en Mallorca, que acabó traspasado al "banco malo"

Terrenos al sur de Mallorca sobre los que la filial del grupo promotor de Méndez iba a levantar un complejo hotelero

en A Coruña, 20 de mayo de 2015 (21:47 CET)

¿Es posible concederse un crédito a sí mismo? ¿Puede pasar desapercibido que el director general de una entidad financiera apruebe un préstamo millonario a un grupo promotor del que es socio a título personal? Ambas preguntas tienen la misma respuesta: un sí rotundo. Sucedió en los años previos a la caída de Caixa Galicia, con José Luis Méndez López de director general.  El financiero coruñés concedió un crédito de 10,5 millones de euros a una firma participada por Promoción Urbanística Integral, de la que era socio fundador y en la que todavía sigue como consejero su hijo Enrique Méndez Pascual. La financiación iba destinada a la promoción de un polémico complejo hotelero en el sur de Mallorca que resultó un fiasco. El crédito acabó traspasado al "banco malo".

En calidad de  consejero, José Luis Méndez firmó las cuentas de 2008 de Promoción Urbanística Integral, promotora con sede en Tenerife y que está presidida por José Luis Vázquez Mariño, ex consejero de Inditex y del Banco Pastor. En dichas cuentas de la promotora hotelera, consultadas por Economía Digital, se recoge que  "la sociedad ha otorgado garantía mancomunada ante Caixa Galicia para garantizar una póliza de crédito  concedida por esta entidad a la participada Mirador des Trenc SL". El importe global de la financiación otorgada por Méndez a la filial del grupo del que era socio fue de 10,5 millones de euros y su vencimiento estaba previsto en 2011. La garantía presentada por Promoción Urbanística Integral se refería a un 20% de dicha operación. A su vez, cada uno de los socios, entre ellos Méndez, garantizaba mancomunadamente dicha operación en un 5% cada uno.

La herencia del crédito

Ya como Novacaixagalicia, en 2011, una vez fusionadas las Caixa Galicia y Caixanova y con Méndez fuera de la entidad resultante, se procedió a renovar el crédito. Con fecha 28 de febrero de 2011, según figura en las memorias públicas de Promoción Urbanística Integral, se formalizó la novación del mencionado crédito, consistente en la reducción por amortización de 2,1 millones euros, y el alargamiento del vencimiento a cinco años, con amortizaciones de un millón de euros al tercer y cuarto año. La promotora de Méndez y Vázquez Mariño "hizo frente a sus aportaciones a la entidad titular de este crédito mediante aportaciones recibidas de sus socios", según recoge la memoria.

El destino de crédito era la financiación de una promoción hotelera en el sur de Mallorca, de cuyos terrenos era titular la firma Mirador des Trenc, en la que Promoción Urbanística Integral controlaba un 22%. Por tanto, se trataba de un préstamo a la filial del grupo promotor del que era socio José Luis Méndez, como queda acreditado en las memorias de ambas sociedades, consultadas al respecto por Economía Digital en el Registro Mercantil.

El hotel de lujo y el "banco malo"

En 2012, el Govern balear llegó a declarar  de interés autonómico la construcción del complejo hotelero de lujo, ubicado en  Sa Ràpita (Campos). Así, el Consell daba vía libre a la propuesta de Mirador des Trenc para la creación de un complejo de cinco estrellas que supondría una inversión de 120 millones y la creación de 1.200 puestos directos e indirectos durante la ejecución de la obra y 300 fijos para la explotación del establecimiento. El proyecto, envuelto en polémica, fue paralizado y ha llegado hasta el Tribunal Supremo.

¿Y qué sucedió con el crédito de 10,5 millones concedido en su día por Caixa Galicia y que heredó Novacaixagalicia? Pues acabó en el banco malo, donde se traspasaron gran parte de los quebrantos de las cajas de ahorros en medio de la crisis. De acuerdo con las cuentas de la propia filial del grupo promotor, correspondientes a 2013, "el crédito fue transmitido por parte de la entidad financiera mencionada a la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb)". Acabó, como muchos otros quebrantos y fallidos, en el banco malo. Ese crédito formó parte de  los 5.096 millones de euros en activos tóxicos que la Sareb adquirió a Novagalicia. ¿Habrá acabado también todo este fiasco entre las nueve operaciones irregulares de Novagalicia denunciadas por el FROB ante la Fiscalía Anticorrupción?

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad