Megasa prepara su salida a Bolsa

stop

El grupo metalúrgico convoca una junta extraordinaria para delegar en el consejo los trámites ante la CNMV para comenzar a cotizar

Planta de Megasa en el municipio coruñés de Narón

en A Coruña , 22 de diciembre de 2015 (14:16 CET)

La familia Freire, propietaria de Metalúrgica Galaica (Megasa), ha dado uno de los pasos más trascendentes en la historia de una de las primeras compañías de capital gallego. La empresa ha convocado una junta general extraordinaria para el próximo 27 de enero, en la cual está previsto someter a votación la delegación en el consejo para comenzar la tramitación para salir a cotizar en Bolsa.

La convocatoria de la trascendental junta que afronta la compañía establece en su orden del día someter a los accionistas la "delegación especial en el consejo de administración a fin de llevar a cabo las actuaciones y trámites necesarios para la efectividad de los acuerdos adoptados, incluyendo, entre otros, la solicitud de la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (...) sobre representación de valores por medio de anotaciones en cuenta y compensación y liquidación de operaciones bursátiles". En síntesis, su salida a Bolsa.

Uno de los grandes

Megasa también someterá a la junta general otro asunto clave, condicionado por la estructura eminentemente familiar del capital de la compañía. Y es que en esa cita se someterá a aprobación "la reversión o transformación del sistema de representación de las acciones en que se divide el capital social de la sociedad, de anotaciones en cuenta a títulos físicos nominativos". Otro paso más encaminado para comenzar a cotizar.

La convocatoria de la junta está firmada por José Enrique Freire Arteta, una de las cabezas visibles del grupo familiar. Lo hace en representación de Inver Oitavos, de la que es presidente. Se trata de una de las sociedades instrumentales a través de las cuales la familia Freire controla el capital del grupo. Megasa, por volumen de negocio, se sitúa en el grupo de cabeza de las grandes empresas gallegas, con unas ventas consolidadas superiores a los mil millones de euros durante los últimos años. Su base está en Narón, con fábricas en Portugal e intereses en diversos sectores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad