Megasa dobla su negocio en el exterior y suma unas ventas de mil millones

stop

El 65% de los ingresos de la primera siderúrgica gallega proceden ya de los mercados internacionales

Factoría de Megasa en Narón

26 de mayo de 2013 (23:42 CET)

Metalúrgica Galaica (Megasa) ingresa en el club de los grandes, con unas ventas de mil millones de euros. Sin contar con otras empresas del grupo, como es Megasa Siderúrgica, la principal empresa comercializadora del consorcio dirigido por los hermanos Freire se coloca entre las primeras empresas gallegas por facturación con una fórmula que siguen muchas otras compañías: el mercado exterior. Desde Narón, la discreta familia Freire logra que el 65% de sus ingresos procedan ya de los mercados internacionales.

Si dura fue la travesía del comienzo de la crisis para la primera siderúrgica gallega, cuando activó varios expedientes de regulación de empleo, algunos de los cuales no llegó a ejecutar, el 2011 pasó a ser un punto de inflexión en el negocio del grupo. Ese año, el último del que ha presentado cuentas, sus ingresos se situaron en 1.009 millones de euros, frente a los 670 millones registrados un año antes, con un incremento del 50,6%.

Vuelco hacia el exterior


Un repaso a la estructura de sus ventas deja patente el cambio de tendencia. Así, según las cuenta de la compañía, el mercado nacional representaba un 48,8% en 2010. Un año más tarde, el peso de España en la estructura de facturación del grupo pasó al 35,6%. Dicho de otro modo, si las exportaciones representaban el 51,2% de las ventas de la siderúrgica en 2010, un año más tarde se situaron ya en el 64,3%. En términos absolutos supone dar la vuelta a su fuente de ingresos, ya que el negocio internacional de Megasa suma ya una cifra de 639,6 millones de euros (343 millones en 2010). En 2011, España aportó solamente 360 millones de esos algo más de 1.000 millones de ventas del grupo siderúrgico.

La compañía explica que “desde el punto de vista comercial, y a pesar del actual contexto económico hemos mantenido como principal objetivo de ventas el mercado ibérico, pero la disminución de la demanda obligó a la búsqueda de nuevos mercados con capacidad de crecimiento que permitiesen la salida de nuestra producción, y por este motivo se incrementan las exportaciones, sobre todo las que tienen como destino los países del Norte de África”. Megasa comercializa los productos de las fábricas del grupo con destino España y resto del mundo, salvo Portugal, donde tiene otras plantas, entre ellas la Siderúrgica Nacional de Productos Longos, adquirida al Estado portugués en los años noventa.

Además de Metalúrgica Galaica, el hermético grupo de los hermanos Freire tiene otro pilar en Megasa Siderúrgica, que tradicionalmente suma una cifra de negocio significativamente inferior a la de su hermana mayor, Megasa.

Beneficios contenidos


Los resultados netos obtenidos por Megasa y presentados en el Registro Mercantil el año pasado se situaron en 79,3 millones de euros, frente a los 82,6 millones de beneficio obtenidos un año antes. La primera siderúrgica gallega está participada en un 95,69% por Bipadosa, la sociedad holding de la familia. Megasa es la encargada de la comercialización de productos siderúrgicos fabricados por las diferentes sociedades fabriles del grupo Bipadosa.

La compañía cerró 2011 sin haber aplicado ni una sola vez el expediente de regulación temporal de empleo que había aprobado ese mismo año. Se trataba de un ajuste que fue una prórroga de un ERE anterior que sí afectó a la plantilla en el 2010, como consecuencia de la caída de la demanda y de la crisis de la construcción, sector al que está estrechamente ligado Megasa. Sin embargo, el vuelco de la producción hacia el exterior permitió ya ese año a la compañía naronesa ir superando poco a poco la situación y no aplicar ningún mes la regulación de empleo, que implicaba el envío al paro de 170 trabajadores de forma intermitente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad