Protesta de los trabajadores de Alcoa ante el ERE planteado por la multinacional en la planta de Lugo / E.P.

Máxima tensión en Alcoa: los trabajadores lanzan un SOS al Gobierno

El comité de empresa de San Cibrao acusa a los "cuatreros" de Alcoa de "torpedear" la venta a Liberty House y exige al Ejecutivo "liderar" y parar el ERE

 

El presidente del comité de empresa de Alcoa-San Cibrao, José Antonio Zan, ha acusado a los "cuatreros" de Alcoa de "torpedear el proceso de venta" ante el interés de Liberty House por hacerse con el complejo de A Mariña, por lo que "el Gobierno es el que tiene que liderar ahora el proceso y paralizar todo". Este martes, el comité y la dirección de Alcoa España se reúnen en Lugo en el último día de consultas del ERE antes de que se ejecuten los despidos. Tras varias horas de encuentro han salido pasadas las 14,30 horas en un receso hasta las 16,30 horas.

Trabajadores de la fábrica se han concentrado en esta jornada clave en las inmediaciones del restaurante en el que se celebra la reunión, en donde han gritado consignas como: As cubas non se paran.

Un proceso fraudulento

En declaraciones en el receso, Zan ha censurado que Alcoa "está montando un proceso fraudulento" de despido colectivo, "en fraude de ley". "La propia Xunta en el último escrito se lo ha dejado muy claro, que tienen que suspender el proceso y volver a sentarse tanto con el comprador, como con la Xunta y el Gobierno, y poner una solución a esto", razona.

Por ello, considera que es la hora de que actúe el Ejecutivo central para forzar la marcha atrás del ERE. "Tiene que ser el Gobierno el que tenga que coger a estos señores y decirles que hace 20 años se les regaló una fábrica que estaba funcionando al 100% y no la pueden dejar tirada en el suelo y desguazada", avisa.

Así, le dice a Alcoa que "tienen que dejar" la fábrica "como la encontraron, funcionando 100%, y con viabilidad para que otro si quiere funcionar con ella pueda hacerlo".

Unos "cuatreros"

Sobre la propuesta de Alcoa de modificar el ERE por un ERTE hasta 2022, con la hibernación de manera ordenada de las cubas, Zan señala que "técnicamente" esa parada ordenada "es muy difícil, por no decir imposible", y "no pueden asegurar que se pueda llevar a cabo". Además, recuerda que "el comprador lo que quiere es las cubas funcionando". "Si paran las cubas va a pasar igual que le pasa al resto de las plantas", advierte.

"No se puede permitir que vengan los cuatreros a deshacer la industria de este país, eso es inviable", ha recriminado. "De aquí no nos vamos a mover hasta que consigamos una solución", ha clamado José Antonio Zan.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad