MásMóvil asegura que el 4G en España es más marketing que realidad

stop

El consejero delegado, Meinrad Spenger, asegura que el despliegue de 4G "no existe o existe de una forma muy limitada"

El consejero delegado de Másmóvil, Meinrad Spenger.

17 de abril de 2014 (12:11 CET)

El cofundador y consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, ha afirmado que los servicios de cuarta generación móvil (4G) en España son más una "cuestión de marketing de los grandes operadores que una realidad para los clientes".

"Realmente el 4G no existe o existe de una forma muy limitada. Hay que tener en cuenta que para disfrutar de este servicio se requiere un terminal compatible con 4G, una tarjeta SIM adecuada y cobertura con esta tecnología", ha asegurado el directivo.

Competencia desigual

Para el consejero delegado de MásMóvil, no más del 2% de la población reúne estos tres requisitocon más velocidad, por lo que todos --incluyendo las pequeñas que tienen redes alquiladas a los grandes-- deberían tener acceso a estas tecnologías.

La compañía, que opera sobre redes e infraestructura de Orange, entiende que las empresas que invierten en infraestructura propia como Movistar, Vodafone y Orange están poniendo trabajas a las pequeñas para que no ofrezcan servicios 4G a sus clientes. "Debemos tener 4G y lo vamos a tener, pero el retraso de los operadores tradicionales en ofrecernos (a los Operadores Móviles Virtuales, OMVs) acceso a estos servicios genera dudas, no da buena imagen ni refuerza el argumento de que estamos en un mercado competitivo y transparente", ha explicado.

A pesar de esta reticencia por parte de su proveedor mayorista, MásMóvil no se plantea en estos momentos dejar Orange para migrar a sus clientes a Yoigo, que se ha mostrado abierto a ofrecer esta tecnología a terceros. "Hemos tenido contacto y nos contactan otros operadores porque somos atractivos. Pero intentamos evitar conflictos y ser constructivos", ha asegurado.

Mejor trato hacia los grandes

"Este es un tema del que debería preocuparse la Comisión Nacional de los Mercado y la Competencia (CNMC)", ha manifestado Spenger, quien ha mencionado que "parece que el regulador tiene muy en cuenta las necesidades de los operadores tradicionales y quizás menos la de los nuevos".

Para el directivo, la regulación elaborada en 2006 por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) --antecesor de la CNMC en materia de telecomunicaciones--, que obliga a los operadores con red propia a ofrecer "precios razonables" a los que no la tienen, "es muy poco intervencionista".

Las OMV no dejan de crecer en suscriptores y ya cuentan con el 13% de las líneas en toda España. Mientras, las grandes como Movistar y Vodafone sufren un éxodo de clientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad