Más madera para los puertos gallegos

stop

En los primeros meses del año se ha registrado un aumento de los tráficos que viene acompañado de mejoras en tierra por parte de las empresas del sector

Empresas como García Forestal han ampliado sus servicios en los puertos gallegos

en A Coruña, 29 de agosto de 2016 (01:15 CET)

Atendiendo a las cifras, 2016 puede ser un buen año para el tráfico de madera, derivados y pasta de papel en los puertos gallegos, aunque en muchos de los casos se trate más de una recuperación que de una mejora. Según Confemadera Galicia, la patronal del sector, el pasado año se produjo una caída del 21% en este tipo de materiales, sobre todo por la bajada de actividad en puertos como los de Laxe, Burela o Ribadeo, donde esta mercancía tiene un peso importante.

Por volumen, Marín-Ría de Pontevedra es el puerto que más toneladas movió el ejercicio pasado: 443.623 de madera, corcho, papel y pasta, un 8% más que el año anterior. Sin embargo, la subida más destacada se produjo en el puerto de Vigo –tercero en volumen–, con un 28% sobre los datos de 2014, hasta alcanzar las 226.322 toneladas, una tendencia que se mantiene en los primeros meses del este ejercicio. De hecho, entre enero y mayo, el tráfico de madera en las dársenas viguesas aumentó un 20,1%.

Cifras para la esperanza

Ribadeo, donde la madera y la pasta de papel representan el 81,5% (387.294 toneladas en 2015) de las mercancías que se mueven, aunque cayó, en los seis primeros meses del año ha conseguido que la pasta de papel y la madera lo sitúen nuevamente a la cabeza de los 122 puertos de titularidad autonómica en cuanto a volumen movido, con un total de 232.300 toneladas.

No muy lejos de allí, en Cariño, los troncos han vuelto a hacer acto de presencia en las explanadas portuarias. La compañía lusa BSL cargó eucalipto tras desaparecer en 2014. Está por ver si se trata de un movimiento puntual o de si el tráfico se vuelve a recuperar. Y más al sur, en Vilagarcía, el movimiento de tablero creció un 18,8% en los seis primeros meses del año y, al igual que la pasta de papel o la madera, sus números están muy por encima de las cifras de 2015, que cerró con 182.126 toneladas transportadas de estos materiales.

Otras mejoras

La esperanza para la recuperación del sector no se fundamenta únicamente en la significativa mejora de los tráficos, sino también en otro tipo de actuaciones que se están llevando a cabo en los puertos. En el caso del de Ferrol-San Cibrao, por el que pasaron el pasado año 226.171 toneladas, la madera y sus derivados están llamados a cobrar mucho más protagonismo –en la actualidad representan el 1,77% de las mercancías–.

En el puerto operan desde hace años empresas como Protucel, Ence o García Forestal. Esta última, por ejemplo, acaba de incorporar a sus instalaciones en el puerto exterior de Caneliñas una grúa para labores de estriba, además de lograr la autorización para operar como agente consignatario y estribador, ampliando así los servicios que puede prestar. También en el puerto exterior desembarcará este año Maderas del Noroeste, que pasará a ocupar algo más de 25.000 metros cuadrados de superficie que destinará a la manipulación y proceso de productos forestales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad