Más de 2.000 trabajadores del naval urgen a Feijóo el flotel de Pemex

stop

Los sindicatos de Navantia recuerdan que solo tienen carga de trabajo hasta septiembre ante un Parlamento blindado por la policía

Protesta de los trabajadores del naval en las proximidades del Parlamento | Lavandeira jr (EFE)

13 de febrero de 2013 (20:03 CET)

Un amplio operativo policial, compuesto por 15 furgones y decenas de agentes, blindó el Parlamento. Frente a la Cámara autonómica, unos 2.500 trabajadores de Navantia y de las empresas auxiliares volvieron a movilizarse para reclamar carga de trabajo en los astilleros, al mismo tiempo que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendía en el hemiciclo que, desde su llegada al cargo, no ha hecho “otra cosa que trabajar por el naval”.

El retraso en la construcción del flotel para Pemex ha estado presente durante toda la protesta. Los trabajadores advierten que se les acaba el tiempo. La carga de trabajo actual solo llegará hasta septiembre, mientras que, el barco de Pemex, acumula un retraso superior a un mes.

Desligar a Navantia de Barreras

Desde el comité de empresa de Navantia, aseguran que están listos para iniciar la construcción del buque y critican que Feijóo retrase “cuatro semanas más” el trabajo debido a que Barerras no cuenta con los avales necesarios.

"Nosotros somos solidarios con los compañeros de la ría de Vigo, pero desligar un contrato del otro supondría empezar de manera inmediata en Ferrol y empezar a paliar el desempleo de la comarca", enfatizó Ignacio Naveiras, presidente del comité. "Ferrolterra no puede esperar hasta marzo para empezar esa construcción", concluyó.

Un barco en llamas

Muchos de las proclamas de los manifestantes estuvieron dirigidas al presidente de la Xunta. 'No hay dinero para el dique, pero sí sobres para los caciques', decía una de las consignas. Varios de los asistentes prendieron fuego a un pequeño barco de cartón con el nombre de 'Pemex'. "Los barcos de Feijóo eran todo humo", corearon al tiempo que se carbonizaba.

Las críticas contra Núñez Feijóo también se producían en el interior del hemiciclo por parte de los portavoces de la oposición. Yolanda Díaz, de AGE, lo acusó de mentir a la ciudadanía “para ganar las elecciones” a la vez que lo instaba a “salir y dar la cara” ante los trabajadores.

El presidente de la Xunta replicó que, primero, buscó una solución para el tax lease y, después, carga de trabajo para Navantia tras “7 años”.

O carga de trabajo o dique


El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha tomado el testigo de Feijóo y ha reiterado el compromiso de la Xunta con el sector naval. El compromiso con Navantia, según Conde, pasa por conseguir carga de trabajo o, en su defecto, la construcción del dique flotante.

Frente a las críticas de la oposición, el conselleiro insistió en que "se va a conseguir" dotar a Navantia de "viabilidad a corto, medio y largo plazo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad